Alarma a ONU condena masiva a la pena de muerte de 529 egipcios

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos (ACNUDH), Navi Pillay, expresó su profunda alarma por la condena a muerte impuesta a 529 personas en Egipto, tras un juicio masivo superficial en el que la mayoría de acusados no estuvo presente en el tribunal.

"Estamos profundamente alarmados por la imposición de la pena de muerte a 529 personas en Egipto ayer y por el asombroso número de personas condenadas a muerte lo cual no tiene precedente en la historia reciente", dijo en rueda de prensa en Ginebra el portavoz del ACNUDH, Rupert Colville.

"La imposición masiva de la pena de muerte después de un juicio que estaba plagado de irregularidades de procedimiento está en flagrante violación del derecho internacional de los derechos humanos", señaló.

La pena de muerte sólo puede imponerse tras procedimientos que cumplan el más alto nivel de respeto a las garantías judiciales y a las normas del debido proceso, explicó.

En el juicio masivo de 529 personas llevado a cabo durante dos días "no es posible que se hayan reunido los requisitos más básicos para un juicio justo. De conformidad con la jurisprudencia internacional de derechos humanos", subrayó.

Además, observó Colville, "la imposición de una pena de muerte al término de un juicio en que no se han respetado las disposiciones del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, constituye una violación del artículo 6 del Pacto".

"Más de las tres cuartas partes de los acusados, al parecer 398 personas, fueron juzgados en ausencia", deploró.

Los 529 acusados fueron declarados culpables de varios cargos, entre ellos la pertenencia a una organización ilegal (los Hermanos Musulmanes), la incitación a la violencia, vandalismo y el asesinato de un oficial de policía.

"Todos los cargos se refieren a los acontecimientos de agosto del año pasado, después de que fuera derrocado el gobierno del presidente Mohamed Morsi", recordó.

Los hechos ocurrieron varios meses antes de que la Hermandad Musulmana fuera declarada por las autoridades egipcias como una organización "ilegal", señaló.

De igual forma, "los cargos exactos contra cada acusado no están claros, ya que no se han leído en la corte", indicó.

Los abogados defensores, agregó Colville, informaron que han tenido un acceso insuficiente a los acusados y que el tribunal no tuvo en cuenta pruebas pertinentes presentadas por la defensa.

"Según fuentes presentes en el juicio, entre otras irregularidades procesales, el juez no llamó a cada acusado por su nombre, algunos de los acusados que se encontraban detenidos en el momento del juicio no fueron llevados a la corte, y el juez no preguntó acerca de la representación legal de los acusados", precisó.

Según indica el pacto firmado por Egipto la "sentencia de muerte sólo podrá imponerse por los delitos más graves, de conformidad con la ley", y "que no sean contrarios a las disposiciones del Pacto".

"El Comité de Derechos Humanos de la ONU ha interpretado que esto significa que la pena de muerte sólo debe aplicarse por el delito de homicidio o asesinato intencional", argumentó.

Pertenecer a un grupo o la participación en manifestaciones políticas ciertamente no cumplen con el umbral de los "delitos más graves".

Asimismo, dijo Colville, el Artículo 14 del Pacto requiere que todo acusado sea juzgado en su presencia, tiene el derecho a un tiempo y medios adecuados para la preparación de su defensa y a comunicarse con un defensor de su propia elección.

Esto es particularmente importante en los casos en que se imponga la pena de muerte. "Parece que estas medidas de seguridad estuvieron ausentes del juicio masivo en Egipto", aclaró.

Según informes, los abogados han presentado una demanda de impugnación del juicio sobre la base de los defectos de procedimiento.

"Es particularmente preocupante que hay miles de acusados que han sido detenidos desde el pasado julio por cargos similares. El tribunal penal Minya, en el sur de Egipto, se dispone a tratar el día de hoy el caso de más de 600 personas que al parecer forman parte de la Hermandad Musulmana, entre otros cargos, alertó ACNUDH.