Presentan en Málaga "10 mil kilómetros", historia de amor a distancia

La película "10 mil kilómetros", del español Carlos Marqués-Marcet, una moderna reinterpretación del mito de Ulises y Penélope, coprotagonizado por las redes sociales, fue presentada hoy en la XVII edición del Festival de Málaga Cine Español.

En la película, las redes sociales se convierten en un elemento indispensable para que la pareja protagonista viva su historia de amor.

Natalia Tena, actriz británica de origen español, quien ha sido "Nymphadora Tonks" en la saga de películas Harry Potter y "Osha" en la serie "Juego de tronos", así como David Verdaguer, y el productor Tono Folguera presentaron en Málaga la película.

En "10 mil Kilómetros", primer largometraje de Carlos Marqués-Marcet, los papeles se invierten, es "Penélope" (Alexadra) la que se marcha a Los Ángeles para crecer profesionalmente y "Ulises" (Sergio) el que permanece en Barcelona esperándola en casa soñando con su regreso.

"Me interesaba crear un personaje femenino fuerte y romper el rol tradicional del hombre que se va, mientras ella espera", explicó el director durante la presentación de su cinta.

La historia refleja la realidad social que viven muchas parejas jóvenes españolas separadas por motivos laborales, pero que pretenden continuar su relación sirviéndose de las redes sociales y las nuevas tecnologías.

El director señaló que "la idea se me ocurrió porque a mí me ocurrió lo mismo y tenía mucha gente en mi entorno en la misma situación".

La actriz internacional Natalia Tena que, pese a su ascendencia española, interpreta su primer personaje en castellano, aseguró que le costó mucho memorizar el guión "pienso en inglés y tuvimos que trabajarlo mucho".

No obstante, el director que es "muy del método" -en palabras del actor protagonista, David Verdaguer-, intentó que el contacto entre sus actores durante el rodaje se redujera al mínimo para que éstos asumieran en la realidad la situación que viven los personajes en la película. De hecho, el largometraje se rodó en dos sets distintos.

Por su parte, el productor Tono Folguera aseguró que los motivos que le impulsaron a abordar este proyecto es que se trató de un guión que "cuando lo lees ves la película enseguida y, además, con un volumen de producción asumible. De hecho, nos falló una subvención y aun así pudimos seguir adelante"