Llama Merkel a Putin previo a cumbre del G-7

La canciller federal de Alemania, Angela Merkel, llamó por teléfono al presidente de Rusia, Vladimir Putin, para hablar sobre Crimea y Ucrania antes del encuentro con los jefes de Estado y de gobierno del G-7.

Portavoces del gobierno alemán dijeron que la conversación se registró anoche y ambos expresaron satisfacción por el inicio de la misión de observadores de posibles movimientos de tropas de Rusia en el oriente de Ucrania, pues se teme que Moscú haga nuevas anexiones de territorio ucraniano.

Merkel y Putin también acordaron mantener comunicación a través de expertos.

La jefa del gobierno alemán ha tenido hasta ahora contacto telefónico frecuente con Putin, en el marco de su posición a favor de la solución política a la crisis sobre Crimea y busca mantener abierta la comunicación con el Kremlin.

El temor de nuevas anexiones parte también del conflicto sobre Transnistrien, que desea separarse de la ex república soviética de Moldavia.

La ministra alemana de Defensa, Ursula von der Leyen, declaró a Spiegel que la Organización del Tratado de la Alianza Atlántica (OTAN) debe asumir un fuerte papel en el contexto de la crisis, y debe mostrar presencia en la frontera de los países de la Alianza con Europa Oriental.

Añadió que la actual situación refleja que la OTAN no es solo una alianza militar sino también política, y subrayó anoche que el problema debe ser resuelto en base al diálogo y negociaciones políticas.

El pasado sábado el ministro alemán de Asuntos Exteriores, Frank Walter Steinmeier, estuvo en Kiev, capital de Ucrania, y expresó que la crisis de Crimea ha evocado el peligro de una nueva división de Europa.

Puntualizó que la situación es dramática y por ello se había reunido con el primer ministro provisional de Ucrania, Arseni Yasenyuk.

El secretario general de Naciones Unids, Ban Ki Moon, también se entrevistó en Kiev el fin de semana con el dirigente ucraniano, y lo apoyó de manera clara.

En Alemania la mayoría de la opinión pública está en favor de que Occidente reconozca la anexión de Ucrania como parte de Rusia, de acuerdo al sondeo que encargó el semanario alemán de investigación periodística, Der Spiegel, a la agencia TNS.

En total 54 por ciento de los encuestados se manifestó por esa opción y expresó comprensión respecto a que el presidente ruso considere a Crimea parte de Rusia.

El 60 por ciento consideró que las reacciones de Occidente son proporcionalmente adecuadas, y para 34 por ciento son "exageradas" las críticas de la Unión Europea y Estados Unidos contra Rusia, así como la imposición de sanciones.