Senadora pide reforzar facultades de CNDH en tratados internacionales

La senadora del partido Nueva Alianza, Mónica Arriola, planteó facultar a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) para que proponga al Ejecutivo federal el retiro de reservas formuladas a convenios o acuerdos internacionales en esta materia de los que el Estado mexicano sea parte.

En un comunicado, la secretaria de la Comisión de Derechos Humanos del Senado precisó que dicha propuesta se basa en que consideró que es ilógico y contradictorio que un país que se dice democrático y que fundamenta su actuación en el respeto de los derechos humanos persista en mantener reservas en los tratados.

Dijo que con la reforma que propone y que se envió a comisiones para su dictaminación, se subsanará la contravención en la que se encuentra el Estado Mexicano y permitirá crear un sistema de protección que garantice a los mexicanos acceso a la justicia, la dignidad y a la igualdad que lo aproxime al bienestar.

Explicó que las reservas que formula un Estado a un tratado internacional constituyen un acto jurídico unilateral, una discreción a una o varias disposiciones del mismo.

Sin embargo, destacó que desde cierta óptica doctrinal, ello es considerado como un aspecto positivo, pues incrementa la asequibilidad de que un Estado firme el documento.

Además, la falta de uniformidad en el cumplimiento de estas obligaciones coloca en situación irregular al Estado "formulante" sobre los que hayan aceptado en sus términos el tratado, por lo que existe también una afectación en el contexto global que desentiende el elemento universal de los derechos.

La legisladora precisó que la CNDH, al ser un organismo constitucionalmente autónomo, garante y promotor de los derechos humanos debe tener competencia para pronunciarse de manera influyente en las decisiones que se tomen sobre el articulado al que se compromete México en los tratados internacionales.

Arriola Gordillo consideró urgente modificar la ley, pues advirtió, que "nos encontramos en violación flagrante a uno de los tres principales elementos que constituyen la naturaleza de los derechos humanos, la innegociabilidad, la cual presupone que ninguna sociedad debe negar la protección de estos derechos a sus miembros".