Rector asegura que continuará al frente de la UAZ

El rector de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), Armando Silva Cháirez, aseguró que continuará al frente de la institución, en respuesta a la exigencia de su retiro por parte de los sindicatos de docentes y trabajadores.

En entrevista, señaló que en este momento la Rectoría está cumpliendo sus demandas y se gestionan los recursos necesarios para la operatividad de la institución.

Enfatizó que la UAZ tiene una deuda heredada de la anterior administración, que encabezó Francisco Javier Domínguez Garay, pero que gestiona los recursos ante la Federación, para atender el conflicto económico.

Aclaró que no existe en estos momentos ningún otro adeudo, además, indicó que aún no se paga al ISSSTE la mensualidad correspondiente a marzo, puesto que se está trabajando en la liberación de los 30 millones de pesos que se acordó semanas atrás con el gobierno del estado, para liquidar enero y febrero.

Sin embargo, los líderes de los sindicatos Único de Trabajadores (STUAZ), Rafael Rodríguez Espino y de Personal Académico (SPAUAZ), Antonio Guzmán Fernández, aseguraron por separado que no hay acercamientos y que la situación no se ha resuelto.

Asimismo, ambos sindicatos amenazan de nueva cuenta con paralizar las actividades de la institución, si a la brevedad no se garantiza la viabilidad económica de la UAZ y la seguridad social de los trabajadores.

El SPAUZ mantuvo una huelga de dos semanas en febrero, la cual levantó luego de llegar acuerdos con el rector Armando Silva Cháirez, pero ayer el dirigente sindical, Antonio Fernández, envió por escrito un ultimátum para que sea cumplido el pliego petitorio y solicitó una reunión entre el 24 al 28 de marzo.

Asimismo, el STUAZ ha efectuado paralización de actividades durante días diferentes, la última tuvo lugar ayer y fue por 12 horas. Además, anunció que la próxima semana realizará la toma permanente de la universidad, pues en este momento sólo tiene bloqueados los dos edificios de Rectoría.

Las acciones de detención de actividades afectan a más de 40 mil alumnos y más de tres mil docentes y trabajadores de la universidad en todo el estado.

Por otra parte, el año pasado Armando Silva presentó su renuncia a la Rectoría, pero el Consejo Universitario se la rechazó y le brindó su respaldo para que continuará al frente de la institución y gestionará los recursos para liquidar la deuda de más de 870 millones de pesos ante el ISSSTE.