CNC alerta por desperdicio de agua y falta para millones de habitantes

Más de 35 millones de mexicanos padecen escasez de agua, recurso y tema prioritario para el Estado e incluso asunto de seguridad nacional, aseguró el presidente de la Confederación Nacional Campesina (CNC), Gerardo Sánchez García.

En la conmemoración del Día Mundial del Agua, el líder de la CNC manifestó preocupación por el desperdicio de este recurso y los conflictos que su falta provoca en distintas regiones, como en Sonora entre los indígenas yaquis.

En un comunicado, dijo que el agua es asunto de preocupación para el gobierno, la sociedad y la academia debido a su escasez, contaminación y desperdicio, lo que ubica a México entre las naciones con mayor rezago en cuanto a uso integral del recurso.

Sánchez García consideró necesario un acuerdo nacional que permita garantizar el abasto del líquido a 30 por ciento de los mexicanos, dar acceso a sistemas de drenaje a 22 millones de personas y tecnificar seis millones de hectáreas agrícolas, que ahora utilizan riego por gravedad.

Reconoció los avances para la planeación en el uso del agua, pero también advirtió retos crecientes que no tendrán solución sin cambiar las políticas del sector hidráulico.

En la actualidad, dijo, se registra contaminación del ambiente y en particular del líquido, además de tener acuíferos sobreexplotados, y el abasto en el campo y la ciudad es un reto creciente, además de que existe un marco legal incompleto que se manifiesta en problemas de gobernabilidad e impide el uso eficiente de recursos hídricos.

Gerardo Sánchez reconoció que la eficiencia en el uso del agua en la agricultura alcanza un promedio de 40 por ciento en distritos de riego, nivel muy bajo por la falta de sistemas modernos de aplicación puntual del agua a los cultivos.

"Lo peor es que el 60 por ciento restante se filtra por deficiencias y fugas en las redes principales y de distribución y por la evaporación", aseguró.

Del total de disponibilidad de agua capturada en las presas nacionales y en el subsuelo, estimó que 77 por ciento se destina para el riego agrícola, sector que es el usuario más importante del vital líquido y donde más se desperdicia.