Convoca Madero a senadores para revisar coordinación de esa fracción

El líder nacional panista, Gustavo Madero, pidió a los integrantes de la fracción del PAN en el Senado dar prioridad a la reunión de análisis que se realizará el martes 21 a las 17:00 horas, en la que se consultará quién sucederá a Ernesto Cordero en la coordinación de esa bancada.

En una carta enviada a esos legisladores en su carácter de presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) panista, Madero Muñoz resaltó los retos que enfrenta el país, así como la "etapa de evaluación profunda y mejora" del partido.

De ahí que convocó a todos los integrantes del grupo parlamentario en la Cámara de Senadores a la reunión extraordinaria, para "revisar conjuntamente nuestra agenda política y legislativa, así como la propia coordinación del grupo y su relación con" el Partido Acción Nacional (PAN).

"En los días y semanas recientes hemos presenciado una serie de declaraciones y posicionamientos que nos muestran ante la opinión publica como una partido que pudiera mantener una falta de coordinación y de unidad, que nos perjudican y que confunden tanto a nuestros militantes como a nuestros simpatizantes", abundó.

Los temas a tratar son de gran trascendencia y nos exigen actuar con gran determinación y unidad, "por lo que te pido atender esta convocatoria con máxima prioridad dentro de los compromisos de tu agenda, para seguir haciendo del PAN el mejor partido que tenemos los mexicanos para seguir democratizando y modernizando a México".

Ello, agregó, a fin de "seguir siendo un mejor partido y servirle mejor a México; lo cual nos exige a cada uno de nosotros el mejor entendimiento y coordinación entre todos los miembros del partido, y muy en especial, a los que ostentamos alguna representación de la institución".

En la misiva, Gustavo Madero argumentó que México enfrenta retos mayúsculos en materias de desigualdad, impunidad, falta de un Estado de derecho y democrático pleno, falta de crecimiento dinámico y sostenido, inseguridad, intolerancia y exclusión social, problemas graves que demandan de todos los actores políticos un gran trabajo.

Asimismo exigen compromiso y capacidad para actuar por encima de "nuestra naturales diferencias de pensamiento y modo de trabajo", con el fin de abonar a su solución y darle a los mexicanos mejores condiciones y mayores oportunidades de desarrollo.