Inicia transición a nuevo gobierno electo de El Salvador

El mandatario de El Salvador Mauricio Funes y el presidente electo, Salvador Sánchez Cerén, se reunieron hoy por primera vez en Casa Presidencial para iniciar la transición ordenada al nuevo gobierno que asumirá el 1 de junio.

Funes y Sánchez Cerén oficializaron las comisiones de transición que se encargarán de trabajar durante los dos meses y medio que le quedan al gobierno saliente para entregarlo al entrante.

El presidente salvadoreño propuso una agenda estratégica al equipo de transición del nuevo gobierno en temas energéticos, transporte, reforma fiscal, préstamos internacionales, programas sociales, así como procesos de diálogo iniciados por la actual gestión.

"Es una agenda (de transición) bastante larga, para apenas dos meses y medio de trabajo", dijo Funes, al agregar que se decidió iniciar este trabajo, luego que este domingo el Tribunal Supremo Electoral (TSE) declaró firmes los resultados del escrutinio final de las elecciones del 9 de marzo.

"Sabemos que el partido Arena (Alianza Republicana Nacionalista) está en el propósito de crear un ambiente de inestabilidad institucional, que nada conviene al país", añadió el jefe de Estado, en alusión a que el instituto opositor afirma que hubo presunto fraude.

Calificó como "testarudo" al partido tricolor al insistir en la ilegalidad de los comicios a pesar que el TSE ha reafirmado el 50.11 por ciento de votos para el FMLN y para la oposición el 49.89 por ciento.

"Le prometemos al presidente electo toda nuestra colaboración, energía voluntad de trabajo para garantizar una transición lo más ordenada posible y entregarle un país lo menos polarizado y complejizado posible", manifestó.

No obstante, aseguró que el nuevo gobierno asumirá un país mucho mejor que el que él recibió en 2009.

Sánchez Cerén, por su parte, anunció que su gobierno será de continuidad y profundización de los cambios impulsados por el gobierno actual, del cual aún es vicepresidente.

"Todos los proyectos que están en marcha, tenemos que darle continuidad, pero además hay que extenderlos y enfrentar esos nuevos retos que Usted señala como el tema de fiscalidad, seguridad y empleo", dijo.

Indicó que su futuro gabinete tomará en cuenta las proyecciones de la administración saliente para "hacerlo congruente con nuestro programa de gobierno, El Salvador adelante".

"Para nosotros, los cambios iniciados en su gestión son una base importante para seguir construyendo esa aspiración que tenemos los salvadoreños de tener una vida más digna y feliz", enfatizó el electo presidente.

Dijo que espera contar con la colaboración del presidente Funes para seguir con este proceso histórico que inició en 2000, "no sé como lo voy a hacer, pero vamos a seguir trabajando".

Sánchez manifestó a Funes, que los resultados de esta elección se deben a que la población aprobó las gestiones y programas impulsados por su gobierno.