Colegas celebran los 81 años de Sergio Pitol

Amigos, colegas pero ante todo lectores de la obra de Sergio Pitol (1933) celebraron al autor de "El mago de Viena", quien mañana cumple 81 años de edad, y se congratularon de su obra, esa que está hecha de imaginación y palabra.

En declaraciones difundidas por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), los escritores Hugo Gutiérrez Vega, Margo Glantz y Alberto Ruy Sánchez; la especialista Teresa García, el periodista Genaro Villamil y el funcionario Ricardo Cayuela, compartieron anécdotas sobre la relación personal o intelectual que tienen con Pitol.

Gutiérrez Vega, por ejemplo, lo recordó como un gran lector, constante y deslumbrado; pero también como un entusiasta de las tramas, las fugas, las palabras, los silencios y todos los momentos dorados que otorga la literatura.

"Sergio no es un titiritero despótico y, como todo padre inteligente y de verdad amoroso, permite con gusto que sus criaturas escojan sus caminos y definan sus prioridades", dijo de sus personajes y cómo los dota de la fuerza necesaria para que elijan sus propios destinos.

Margo Glantz se refirió, en su oportunidad, a la evolución que hay en la literatura de Sergio Pitol, y cómo se ha transformado sucesivamente, de una con signo dramático, a otra de carácter paródico y jocoso.

"Su pasión por la narración ha cambiado también de signo. Es fácil percibirlo: en 'El mago de Viena' y 'El arte de la fuga' reelabora el arte de la narración, considera la autora reconocida con el Premio FIL de Literatura.

Alberto Ruy Sánchez, quien conoció a Pitol en París, destacó su calidad de hombre generoso y lúcido.

"Muchos compartimos de su mano el conocimiento de París y su vida intelectual. Recuerdo que tuve la fortuna de que Sergio, un buen día, me presentara a Julio Cortázar. Estar con él era comprobar muchas de las cosas que yo aprendí leyendo libros".

También celebró que Pitol sea una figura actual y que siga siendo consultado por innumerables lectores, sobre todo por jóvenes que cada generación renuevan el interés por su obra, lo cual atribuyó a que ha tenido muy buenos editores, "que hacen que sus libros sean fáciles de conseguir".

La especialista Teresa García Díaz habló de la particular experiencia creativa que comparte Pitol con sus lectores, a través, dijo, de un discurso sumamente gozoso e iluminador para los amantes de la literatura.

Traductor, lector sensible e incansable, cinéfilo, viajero inagotable, observador con una brújula única para deambular por todos los terrenos del arte, todo eso es compartido generosamente por Pitol, el lector de autores excéntricos como Gogol, Navokov, Beckett o Borges.

En tanto que el periodista Jenaro Villamil relató una anécdota de Pitol en la que habla de su Pitol con los ya fallecidos Carlos Monsiváis (1935-2010) y José Emilio Pacheco (1934-2014), a mediados del siglo pasado, cuando compartían caminatas por Paseo de la Reforma, caldos, o variedad de sabrosos tacos mientras hablaban de literatura.

Finalmente, Ricardo Cayuela definió a Sergio Pitol como un autor que inventó un nuevo acercamiento a la literatura con novelas paródicas y escritos que cuestionan siempre los límites de su género.

Así como un ensayista que descubrió que la autobiografía, la pequeña ficción dentro de la no ficción, la crónica de viajes y el ensayo duro podían combinarse en un nuevo género que él ha hecho suyo magistralmente".

El director general de Publicaciones del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) también celebró que actualmente el catálogo de la DGP cuente con una colección de traducciones de Sergio Pitol de clásicos de la literatura, realizado en coordinación con la Universidad Veracruzana.

"Él vivió en Europa del Este y aprendió ruso y polaco, sabía italiano de familia, y francés por los estudios, entonces se convirtió en uno de los autores y traductores más versátiles del panorama latinoamericano, pero además muy original en su gusto, por eso los 40 títulos que conforman esta colección constituyen una pequeña biblioteca literaria muy sorprendente", concluyó.