Corriente del PRD a favor de prórroga en dirigencia nacional

La corriente perredista Izquierda Democrática Nacional (IDN) se pronunció hoy porque la actual dirigencia partidista -que concluye su gestión el próximo viernes- se mantenga al frente del PRD hasta que se elija a una nueva.

A través de su dirigente, René Bejarano, también ratificó su apoyo a la candidatura de unidad de Cuauhtémoc Cárdenas, quien -dijo- cuenta con el apoyo de la mayoría de las expresiones del partido y "difícilmente encontraremos otra persona que reúna ese conglomerado".

A su vez, Alejandro Sánchez Camacho indicó que ante la conclusión de la gestión de Jesús Zambrano como presidente y él como secretario general del PRD, el 21 de marzo, se convocará a un Consejo Nacional, para el sábado, en el que se buscará alcanzar un acuerdo que prolongue su mandato hasta la elección de la nueva dirigencia.

En esta sesión del Consejo Nacional, añadió, tendremos que resolver sobre qué reglamentos de nuestro partido se deben de aprobar, así como emitir convocatoria para la renovación de los órganos internos, como el servicio electoral, la comisión jurisdiccional y la comisión nacional de afiliación.

En conferencia, comentó que de acuerdo a los estatutos partidistas, sólo es posible la sustitución en la dirección nacional si hay una renuncia al cargo, remoción por dos terceras partes del Consejo o ausencia de quienes ocupan el cargo, y ninguno de esos preceptos se cumple.

En cuanto al relevo en la presidencia, el secretario general del Partido de la Revolución Democrática (PRD) subrayó que la figura y el liderazgo de Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano dan garantías de convivencia, gobernabilidad política, pero sobretodo un mensaje a la población de un partido independiente del gobierno federal.

No obstante, se pronunció por "dar tiempo al proceso de construcción de acuerdo para esta ruta, porque a fuerzas ni los zapatos entran. Necesitamos que todas las expresiones, incluidos Nueva Izquierda, todos los liderazgos, tengamos este proceso de convencimiento de tener una candidatura de unidad".

En tanto, René Bejarano, afirmó que hay varias corrientes perredistas que se han manifestado a favor de la candidatura de unidad de Cárdenas Soilorzano, como Vanguardia Progresista, Alianza Democrática Nacional y el Frente Patria Digna, y sólo falta que Nueva Izquierda se pronuncie, aunque algunos de sus integrantes ya lo apoyan.

Agregó que también los gobernadores de Tabasco, Arturo Núñez; Guerrero, Ángel Aguirre; Oaxaca, Gabino Cué; y el jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, -aunque no están afiliados al PRD- han expresado su apoyo a Cuauhtémoc Cárdenas; y sólo tiene una opinión diferente el mandatario de Morelos, Graco Ramírez.

Por otra parte, Bejarano Martínez consideró que la Estrategia Nacional de Energía 2014-2028 que envió la secretaría del ramo al Senado es insuficiente para emitir una opinión sobre el futuro del sector y su pertinencia, al señalar que sólo es "una descripción de la reforma energética, lo que es definitivamente inútil".

En su opinión una verdadera estrategia debe fundamentarse en un análisis prospectivo de los distintos energéticos y para diferentes plazos de planeación. Ello constituye un elemento fundamental, que se origina a través de la proyección de la demanda, la disponibilidad de los distintos tipos de energéticos y el destino que se les busca dar.

Acompañado por los perredistas Aleida Alavez, Manuel Oropeza y Alejandro Ojeda, entre otros, consideró que el plan no debe ser aprobado por los senadores "por ser insuficiente como elemento de planeación futuro del sector energético".

Para poder analizar la propuesta, aseveró, es indispensable que la Secretaría de Energía (Sener) presente a la consideración del Senado una nueva prospectiva del sector para el periodo 2015-2029, que tome en cuenta la reforma aprobada, y en ella se deben incluir, además de las proyecciones de la demanda, los efectos de la reforma, tanto en la estructura de la oferta como en la demanda.

Abundó que otro aspecto importante que debe contener la prospectiva, es el referente a la transición energética y los efectos en el medio ambiente, "sólo a partir de la prospectiva será posible analizar si la estrategia propuesta es adecuada para lograr los propósitos y metas concretas", sostuvo.