Rechaza juez español archivar caso de camarógrafo muerto en Irak

El juez de la Audiencia Nacional española, Santiago Pedraz, rechazó hoy archivar la investigación por la muerte del camarógrafo de televisión José Couso en 2003 en la cobertura de la guerra de Irak.

En un auto judicial emitido este lunes, el juez explicó que no cierra el caso como lo pide la nueva legislación que limita la justicia universal para los tribunales españoles, ya que la reciente reforma para esa limitación contraviene la IV Convención de Ginebra que protege civiles en conflictos armados.

El pasado 27 de febrero el Congreso de los Diputados, con la mayoría del gobernante Partido Popular (PP) aprobó la reforma que limita la actuación de los jueces españoles en la llamada justicia universal, por lo que este lunes entró en vigor y causa el cierre de varios casos abiertos.

Ante ello, Pedraz sostuvo en su auto que sobre el caso de Couso "no procede cerrar la causa, ya que de otro modo se admitiría la posibilidad de que una norma interna modifique o derogue una disposición de un tratado o convenio internacional vigente para España".

Abundó que está proscrito querer que una norma interna sustituya a un tratado internacional, el que obliga a las partes a cumplirla, y que un Estado no podrá justificar el incumplimiento del convenio universal invocando disposiciones internas.

El caso Couso tiene encausados a tres militares estadunidenses, para los que la Audiencia Nacional ha emitido orden de busca y captura.

La reciente reforma sobre justicia universal ha sido criticada por la oposición política y algunos jueces, que consideraron que el gobierno español que la impulsó quiere evitar conflictos diplomáticos con los países sobre los que se investiga, como Estados Unidos, China o Israel.