Señala líder del PRI ante maestros bondades de reforma educativa

La reforma educativa no está concebida para hacer daño a nadie, ni para despedir a nadie, sino para que todos la ejerzan con responsabilidad, aseguró el presidente del PRI, César Camacho Quiroz.

Al sostener un diálogo con profesores de Tijuana integrantes del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), en el Gran Hotel de esta ciudad, afirmó que si se quiere que haya justicia, reglas claras y oportunidades, pero también exigencia, no puede ser discriminatoria.

Destacó que se ha dado una reforma educativa de hondo calado, no una cosmética o pasajera.

Señaló que esta reforma no da lugar a dudas de que primero que nada la política educativa no está en manos de una persona o de un grupo de personas, sino que la política transformadora de la educación está en manos del Estado mexicano y la ejerce para bien de los mexicanos.

La reforma educativa pretende, agregó, que todos los docentes estén en mejores condiciones para ser en su momento evaluados, y el que necesite apoyo y capacitación para que la evaluación lo favorezca será apoyado y respaldado.

Tras señalar que esta reforma es muy importante, aclaró que es un engrane de una gran maquinaria. La reforma educativa es muy importante, recalcó, pero hay muchas más que están en curso, algunas muy adelantadas y otras en proyecto.

Apuntó que muchos son los pendientes y los asuntos a los que les debe hacer frente, pero "estoy confiado que vamos a salir bien librados porque hoy está inflamado el espíritu en Baja California". "Transformemos Baja California para desde aquí transformar a México", acotó.