Revisan sede del Congreso chileno en busca de explosivos

La militarizada policía de Carabineros de Chile realizó hoy un operativo en los alrededores del Congreso Nacional, donde este martes el presidente saliente Sebastián Piñera entregará el mando a la mandataria electa Michelle Bachelet.

Efectivos del Grupo de Operaciones Policiales Especiales (GOPE) de Carabineros revisaron en detalle alcantarillas, basureros y cámaras subterráneas, en busca de explosivos o elementos extraños que hubieran sido colocados por desconocidos para realizar un atentado.

Los policías abrieron varias tapas de alcantarillas para observar con linternas su interior, tras lo cual las marcaron con pintura y las sellaron con una pasta especial para detectar eventuales aperturas posteriores.

Dos perros expertos en detectar explosivos, por su parte, recorrieron el perímetro exterior del Congreso, revisaron los jardines interiores y por la noche debían examinar el Salón de Honor, donde se realizará la ceremonia de cambio de mando.

Carabineros aplicará cortes de tránsito en todas las calles ubicadas en torno a la sede del Poder Legislativo a partir de las primeras horas de la mañana de este martes, y se colocarán vallas para impedir el tránsito normal de las personas.

Al perímetro de seguridad del Congreso Nacional, compuesto por varios anillos, sólo podrán acceder este martes quienes posean una de las mil invitaciones oficiales expedidas por el Senado o las acreditaciones especiales entregadas por el Legislativo.

En paralelo, varias "avanzadas" de seguridad de algunas delegaciones extranjeras visitaron este lunes el Congreso Nacional para conocer en detalle las medidas adoptadas y coordinarse con Carabineros.

Los policías chilenos les explicaron a los extranjeros el protocolo que se aplicará en la ocasión, como el saludo en las escalinatas del Congreso Nacional de un grupo de legisladores chilenos.

Tras ello, los invitados serán conducidos al Salón de Honor, donde cada ubicación del primer piso se encuentra identificada con nombre y apellido.

Además, cada invitado recibirá un instructivo con indicaciones en caso de sismo, lo que reviste particular importancia debido a una seguidilla de temblores que ha remecido en los últimos días la zona.

Durante el cambio de mando del 11 de marzo de 2010, cuando Piñera recibió el poder de Bachelet, se registró una fuerte réplica del terremoto del 27 de febrero de ese año, que generó gran alarma entre los asistentes.

La institución policial chilena posee además un completo plan de seguridad para el desplazamiento de las delegaciones durante la mañana del martes desde Santiago a Valparaíso por tierra, por lo que la Ruta 68 será cortada en algunos momentos del día.

Piñera entregará este martes la banda presidencial y la Piocha de O'Higgins, símbolos del mando, a la presidenta del Senado, Isabel Allende, quien a su vez investirá a Bachelet como mandataria por el período 2014-2018.