Consolida Rusia posiciones militares en Crimea

Las tropas rusas desplegadas en Crimea, se apoderan hoy de un hospital militar y una base de transporte bélico, consolidando su posiciones militares en lugares estratégicos de la república ucraniana de cara al referéndum para su anexión a Rusia.

Entre 20 y 30 uniformados tomaron cerca del mediodía de este lunes el hospital militar de Simferopol, capital de la sureña república ucraniana de Crimea, amenzando con sus armas a trabajadores y pacientes, según reporte de la edición electrónica del diario Kyiv Post.

Evgen Pyvoval, director del hospital, denunció que los militares rusos rodearon las instalaciones del nosocomio de Simferopol puntaron sus armas a él y todos los presentes, y los retuvieron durante unos 30 minutos dentro de un autobús.

"La gente estaba realmente temerosa por sus vidas", dijo Pyvoval, tras destacar que los militares nunca expresaron cuales eran sus demandas y que tras su liberación informó al Ministerio de Defensa de Ucrania y la policía local, la toma del hospital.

En tanto en Bakhchysaria, una ciudad entre Simferopol y Sebastopol, las fuerzas rusas tomaron una base de transporte militar, retuvieron también por un ratos al comandante de la base, antes de dejarlo en libertad, y de izar la bandera de Rusia, al lado de la de Ucrania.

De acuerdo con un reporte de la agencia de noticias Interfax Ukranie, la base militar fue tomada por soldados rusos con respaldo de milicias prorusas, que apoyan la adhesión de la República Atonóma de Crimea a Rusia.

En tanto en el puerto de Sebastopol, soldados rusos desarmaron a soldados en una base de misiles del ejército ucraniano, según un portavoz del Ejército de Ucrania en Crimea, Vladislav Seleznyov, en declaraciones a la televisión

La consolidación militar de Rusia sobre e la península de Crimea tiene lugar a sólo seis días de la celebración del referéndum, en el que los habitantes de Crimea decidirá sin continúan dependiendo de Ucrania o se unifican como parte de Rusia.

La consulta popular, declarada ilegal por el nuevo gobierno interino de Ucrania, que sustituyó al depuesto presidente Viktor Yanukovich, es rechazad por Estados Unidos y varios países, que consideran contario al derecho internacional y una agravamiento a la crisis en Ucrania.

De hecho, el primer ministro interino de Ucrania Arseniy Yatseniuk acusó este lunes Rusia de ser responsable de la situación del país y del conflicto que existe en la República Autónoma de Crimea, por la convocatoria del referendo, al que calificó ilegal.

"La Federación Rusa debe cancelar inmediatamente el referéndum en la República Autónoma de Crimea , que es una parte integral de Ucrania", afirmó el jefe de gobierno, tras declarar ilegales a las autoridades y el Parlaemento de Crimea, que aprobó la consulta popular.

"No existen autoridades legítimas: hay un grupo de criminales que tomaron el poder en Crimea de manera inconstitucional bajo la apariencia de 18 mil tropas rusas ", dijo Yatseniuk en conferencia de prensa en Kiev, en referencia a los militares rusos desplegados en la península.