Se reduce número de grupos de odio y extrema derecha en EUA

El número de grupos de odio y de extrema derecha en Estados Unidos se redujo de manera significativa en 2013, por primera vez en una década, reportó el Centro Legal sobre la Pobreza en el Sur (SPLC), que monitorea a extremistas en este país.

"Después de cuatro años de espectacular crecimiento impulsado por las elecciones de 2008 del presidente Obama y el colapso casi simultáneo de la economía, la derecha radical en Estados Unidos tuvo su primera disminución significativa en 2013", precisó el SPLC.

En su informe anual sobre los grupos de odio y organizaciones antigubernamentales publicado en el número de primavera 2014 de su revista de investigación trimestral Intelligence Report, el SPLC enlistó sólo aquellos grupos que registraron alguna actividad el año pasado.

"Actualmente, hay 939 grupos de odio conocidos que operan en todo el país, incluidos los neonazis, miembros del Ku Kux Klan, nacionalistas blancos, neo- confederados, cabezas rapadas racistas, separatistas negros, vigilantes fronterizos y otros", precisó.

El número de grupos de odio en 2013 se redujo por segundo año consecutivo, un siete por ciento, para pasar de mil siete en 2012 a 939, después de alcanzar un máximo de mil 18 en 2011, según el recuento del SPLC.

Todos los grupos de odio tienen creencias o prácticas que atacan o difaman a toda una clase de personas, por lo general por sus características inalterables, de color de piel, preferencia sexual, religión y otras.

Las actividades de estos grupos pueden incluir actos criminales, marchas, mítines, discursos, reuniones, distribución de folletos o publicaciones.

El SPLC destacó sin embargo que durante 2013, la disminución más fuerte se dio entre los grupos definidos como "patriotas", antigubernamentales de extrema derecha que cayeron un 19 por ciento, de mil 360 grupos en 2012 a mil 096 en 2013.

La disminución parece ser el resultado de una serie de factores, que van desde la cooptación de sus problemas por los principales políticos, a una mejora de la economía y a un abatimiento por parte de las corporaciones de seguridad", explicó.

En total, entre grupos de odio y de extrema derecha aún existen más de dos mil organizaciones consideradas radicales en Estados Unidos por lo que todavía se mantienen en niveles "históricamente altos", de acuerdo con el reporte.