Crítica Funes destitución de funcionarios de seguridad en El Salvador

El presidente salvadoreño Mauricio Funes señaló hoy que no comparte la sentencia de la Sala de lo Constitucional contra la designación de David Munguía como ministro de Seguridad y Francisco Salinas en la Policía Nacional Civil (PNC).

Funes rechazó los argumentos de cuatro de los cinco magistrados que fallaron a favor de la destitución de los funcionarios, con el argumento de que se vulneraban los Acuerdos de Paz porque la seguridad pública no puede estar bajo mando de militares.

La Sala de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de El Salvador explicó en su resolución, emitida la víspera, que aunque los oficiales estén en retiro, tienen formación militar.

Durante su programa de radio sabatino, el mandatario salvadoreño aclaró que Munguía y Salinas, ambos militares en retiro, ya no son más "autoridad militar" y, por lo tanto, pueden ejercer cualquier cargo público como ciudadanos que son.

Apuntó que tras el fallo de la Sala, decidió dejar como encargado de despacho del Ministerio de Seguridad Pública al viceministro Douglas Moreno, mientras que la titularidad de la PNC quedó acéfala porque la ley establece que sólo puede ser encabezada por su director.

En el caso de la PNC, el jefe de Estado dijo que ha pedido al subdirector de la Policía, Mauricio Ramírez Landaverde, que continúen con los operativos y las acciones de persecución contra los delincuentes, mientras analiza el nuevo nombramiento.

"En los próximo días daré a conocer las nuevas designaciones de los nuevos titulares de la PNC y del Ministerio de Justicia y Seguridad para continuar con este esfuerzo que nos hemos trazado" de reducir la criminalidad, sostuvo Funes.

Advirtió que la resolución de la Sala tiene un trasfondo político, ya que se da en un momento muy importante por el impacto positivo que ha generado la reducción de los homicidios como resultado de la tregua entre pandillas.

Según Funes, en el marco de un clima de menor violencia se ha abierto la posibilidad de profundizar en las labores de prevención, que era lo que hacían Munguía y Salinas, ahora destituidos por los cuatro magistrados.

Por otra parte, el presidente criticó la postura de la Sala de lo Constitucional, que ha cuestionado la decisión del gobierno de sacar a las calles a seis mil 200 soldados de la Fuerza Armada para participar en labores de seguridad pública junto con la PNC.

Según la Sala, esa decisión "invierte el principio de uso racional de la fuerza en el estado constitucional y democrático de derecho, pues coloca a sujetos entrenados militarmente (...) en el papel de recurso regular para la protección de ciudadanía".

"Más respeto señores magistrados, que eso de sujetos entrenados militarmente. Esos seis mil 200 efectivos militares que los magistrados de manera despectiva trataron de sujetos, le están dando protección a la ciudadanía", enfatizó Funes.

"Estos señores (magistrados) no han evolucionado y no han visto que la milicia salvadoreña ya no es la del pasado", aseveró el mandatario, quien añadió que el argumento de la Sala "le tiene sin cuidado".