Se aferra Javier Aguirre al sueño de clasificación europea

Con ligera esperanza de clasificarse a competiciones europeas, Espanyol de Barcelona está obligado a cerrar de manera perfecta la Liga de España 2012-13, algo por lo que lucharán hasta el final de la temporada, aseguró el mexicano Javier Aguirre.

"Nosotros tenemos una misión, tenemos que defender una institución hasta el final de la temporada. Si somos capaces de ganar tres partidos, muy probablemente estaremos luchando por un puesto en Europa. Yo creo que con nueve puntos podríamos aspirar a colarnos por algún resquicio para buscar una plaza europea", dijo.

En rueda de prensa previo al partido de este domingo ante Deportivo La Coruña, el "Vasco" manifestó que para lograr el objetivo tendrán que jugar con la misma intensidad mostrada la semana anterior contra Real Madrid.

"Debemos pelear, pelear y pelear. Después del partido les dije a los jugadores que habían puesto el listón a un nivel alto y ya no podían bajarlo. Mi obligación es no permitir que bajen los brazos".

Del partido este domingo en Riazor ante el "Dépor", Aguirre no podrá contar con jugadores como el mexicano Héctor Moreno, Víctor Sánchez, el argentino Juan Forlín y Joan Capdevilla, por lo que lleva gente joven "con ganas de demostrar que están preparados y dispuestos para pelear por un puesto en el equipo titular".

También habló de su rival en turno, que está obligado a ganar ante su afición para mantenerse en Primera División, por lo que tratarán de aprovechar tal situación.

"El 'Dépor' llega con la urgencia de los tres puntos. Es una final para ellos, no hay un mañana para el 'Dépor'. En casa y con su gente tienen la imperiosa necesidad de ganar. Yo he estado en esa situación y es duro. El Espanyol tiene que manejar esa necesidad de puntos a su favor, si no, caemos en un ritmo de partido acelerado".

Finalmente, tras reconocer que la crisis está afectando al club de los Periquitos y que económicamente no podrían formar un cuadro para disputar una competición europea, Javier Aguirre dijo estar tranquilo con el tema de la renovación de algunos jugadores.

"Yo hablé en su día con Cristian Álvarez, Rául Baena, Joan Capdevilla y Verdú. Les pedí que se centraran aunque no hiciera falta. Realmente la conducta de estos cuatro jugadores y la mía no ha cambiado. Yo no veo en el vestuario ningún cambio. Creo que han sido muy profesionales, muy prudentes, al saber manejar la situación", concluyó.