Arremete ex militar hondureño contra ex presidente Zelaya

El general retirado Romeo Vásquez, quien participó en 2009 en el golpe de Estado contra el presidente hondureño Manuel Zelaya, aseguró que en la consulta que pretendía llevar a cabo el ex mandatario se invirtieron 200 millones de dólares.

En una entrevista con el diario local La Tribuna, el ex jefe de las Fuerzas Armadas de Honduras dijo que a cuatro años del derrocamiento de Zelaya, Estados Unidos aún mantiene su visa suspendida.

"Vergüenza sería para mí que me quitaran la visa por corrupto y ladrón, como se la han quitado a otros políticos, pero yo soy una persona transparente", afirmó Vasquez, candidato presidencial por la Alianza Patriótica Hondureña (APH).

Para justificar la acción contra Zelaya, el ex militar reveló al periódico que en 2009, el entonces mandatario proyectaba realizar una consulta, llamada "cuarta urna", en la que se invirtieron alrededor de 200 millones de dólares.

La "cuarta urna" era una consulta que Zelaya planeaba implementar en todo el país, con el propósito de que la población declarara si estaba de acuerdo con instalar una Asamblea Nacional Constituyente para cambiar la Constitución de Honduras.

La Constitución hondureña prevé que el Congreso es la única instancia que puede modificar la Carta Magna, que además prohíbe la reelección presidencial, lo que según los implicados en el derrocamiento era el objetivo de Zelaya.

"Que cuente él (Zelaya) cómo armó el proyecto de la cuarta urna para quedarse en el poder, y él lo sabe bien, que no se haga el olvidadizo", señaló el ex jefe militar.

Según Vasquez, Zelaya mandó elaborar una estatua que sería colocada en los predios de la Casa Presidencial a la par de próceres nacionales como Francisco Morazán y Trinidad Cabañas.

La estatua era de unos 180 centímetros de altura, con el clásico bigote y corbata, pero al escultor se le olvidó el sombrero que acompaña siempre a Zelaya y fue encontrada en la Casa Presidencial después del golpe de Estado y exhibida a la prensa local.

Según Vásquez, además de reelegirse, Zelaya pretendía instalar en Honduras el socialismo del siglo XXI, impulsado por el entonces presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

"Hugo Chávez me llamó después (del golpe de Estado), y me dijo: 'general, yo he hecho una inversión muy fuerte en dólares con el comandante vaquero (así llamaba a Zelaya), yo quisiera que me ayudaran a regresarlo al poder'", narró el ex militar.

Adelantó que escribe un libro en el que dará a conocer los pormenores del golpe de Estado de 2009, contra el entonces presidente Zelaya.