Inicia el Confesionario de la Risa en el Teatro Blanquita

Los comediantes Nora Velázquez, Ricardo Hill y Gustavo Murguía pecaron en la primera de sus tres presentaciones en el Teatro Blanquita, con su espectáculo Confesionario de la Risa, al llenar a sus tres cuartas partes el foro del Eje Central Lázaro Cárdenas.

En punto de las 20:00 horas el público entró a la segunda función del estreno para disfrutar, primero, de media hora de música continua con La Sonora Dinamita, de Lucho Argain, que de inmediato convirtió los pasillos del Blanquita en pistas de baile, cuando aún seguían ingresando espectadores.

Con temas como "Amor de mis amores", "Carmen", "Capullo y sorullo", "Carola", "El africano", "El sida", "Encontré la cadenita", "Hechicería", "La cadenita", "La cumbia barulera", "Más de mil horas" y "Mi cucu", entre otros, el respetable no sólo bailó sino hasta coreó los candentes temas.

Sin embargo el turno que esperaba la gente y por lo que pagó una entrada fue la aparición de los tres comediantes, que arrancaron risas y carcajadas de principio a fin con sus ocurrencias y elocuencias al abrir el confesionario y escuchar a la "Chabela", la mujer reprimida pero lujuriosa.

La fórmula que ha llegado a tener la censura de algunos sacerdotes de parroquias en poblados pequeños hicieron de las suyas y lograron que el público entrara en dinámica con cada uno de los pecados de "Chabela", muchos de ellos reflejo de la mujer mexicana reprimida de hace 50 años.

En entrevista con el actor y comediante Gustavo Murguía minutos antes de que iniciara la puesta en escena, indicó que fue suspendida la función de Tepatitlán, Jalisco, donde los clérigos del lugar prohibieron que se hablara de la Iglesia en el espectáculo.

"Ayer fue lo de Tepatitlán, iba muy bien la venta, a punto de agotarse las entradas en el Teatro del Pueblo, pero los sacerdotes prohibieron a la gente comprar boletos, argumentando que nos burlábamos del confesionario, algo sagrado en la Iglesia católica, y tuvimos que abortar la función", explicó Murguía.

"El Confesionario de la Risa" continuará los días uno y dos de marzo, con cuatro funciones, dos por día, para luego recorrer otros puntos de la República mexicana y el sur de Estados Unidos.