Excomandante de revolución cubana será enterrado en Costa Rica

El fallecido disidente cubano Huber Matos, un excomandante guerrillero convertido en uno de los principales opositores al gobierno revolucionario de Cuba, será sepultado en Costa Rica, informó hoy su hijo Huber Matos Araluce.

Matos será transportado la próxima semana -vía aérea- desde la suroriental ciudad estadunidense de Miami, Florida, donde falleció este jueves, indicó Matos Araluce, un empresario residente en Costa Rica.

"Él siempre quiso descansar en Costa Rica y cuando Cuba fuera libre regresar a su patria, a nuestro pueblo (Yara), que es un pueblo pequeño en la provincia de Oriente", indicó en declaraciones a la costarricense Radio ADN.

Huber Matos llegó a convertirse en uno de los hombres más cercanos a Fidel Castro durante la campaña en la que el líder cubano derrocó a Fulgencio Batista en La Habana en 1959.

Se unió a las filas de la oposición tras el golpe de Estado que le permitió acceder al poder a Batista, el 10 de marzo de 1952 y tuvo que exiliarse en Costa Rica, desde donde reunió recursos, armas y hombres para recuperar el poder.

Se unió a Castro y tras el triunfo de la revolución fue nombrado Comandante del Ejército de Camagüey. Pero Matos no estaba de acuerdo con la tendencia procomunista de Castro y fue acusado de sedición y luego arrestado.

El empresario Matos señaló que los restos de su padre serán traídos en avión la próxima semana y que se realizará una misa el sábado 8 de marzo en la Iglesia Don Bosco, para después sepultar a su padre en el Cementerio General de la capital costarricense.

El hijo del excomandante guerrillero relató el vínculo que su padre mantuvo con Costa Rica, a donde llegó durante la guerra revolucionaria contra la dictadura de Batista, para reunirse con el entonces presidente costarricense José Figueres.

Tras ese encuentro, Matos partió otra vez a Cuba a bordo de un avión C-46, transportando más de 10 toneladas de material bélico, incluidas armas de guerra y municiones.

Matos regresó en 1979 a Costa Rica, en calidad de asilado, luego de haber cumplido en Cuba una condena de 20 años de prisión, luego de haberse declarado opositor al gobierno revolucionario.