Inquieta a niños secuestros y abusos

Al concluir el IX Parlamento de las Niñas y los Niños de México en la Cámara de Diputados, los pequeños legisladores expresaron su preocupación en temas como el aumento de secuestros y abuso contra menores.

Los infantes destacaron que se requieren acciones en materia de educación, contra la discriminación, explotación y maltrato infantil, para prevenir el acoso escolar, la pobreza, cuidar el medio ambiente, la seguridad y salud.

En la declaratoria final, los 300 integrantes del Parlamento Infantil pidieron a las autoridades mejorar la capacitación de todos los policías y aplicar castigos más severos a los secuestradores y violadores de niños o niñas del país.

Demandaron evitar la explotación de los menores y crear una campaña nacional denominada "Niñas y niños al rescate", con el apoyo de las instituciones que trabajan en favor de los infantes que sufren explotación laboral, para que se les brinde educación y se cubran sus necesidades básicas.

También solicitaron crear más instituciones de ayuda psicológica y campañas de denuncia contra el maltrato infantil, y exigieron que quienes dañen a los niños sean encarcelados pues en muchos casos los menores se quedan callados por miedo y, como consecuencia, aprenden a ser violentos.

Para evitar el "bullying" expresaron que se deben generar leyes que garanticen la protección de las y los niños ante el acoso infantil, hacer conciencia entre los que lo hacen, y que los maestros brinden ayuda a los menores cuando denuncian este tipo de actos.

Igualmente se pronunciaron por abatir la pobreza en el país y que la educación sea ciento por ciento gratuita, con buen nivel académico y maestros capacitados y responsables, e hicieron votos porque se otorguen becas a los niños de bajos recursos y a los de buen aprovechamiento escolar, hasta concluir los estudios.

Afirmaron que al ser la educación un derecho de los menores todos deben ser aceptados en las escuelas sin importar diferencias de cultura, grupos indígenas o religión; en ese sentido solicitaron garantizar el cumplimiento del Artículo 3 constitucional en todos los estados del país.

Los legisladores infantiles pidieron crear empleos bien pagados en las zonas rurales, para que los padres puedan mandar a sus hijos a la escuela y no los pongan a trabajar. Además requirieron a las autoridades dar mantenimiento a las escuelas para mantenerlas limpias y en buen estado, y que los maestros sean constantemente capacitados.

En cuanto a la discriminación se manifestaron por el respeto a la ley que promueva la igualdad de género, cultura, preferencias sexuales y religión.

Solicitaron a la Secretaría de Educación Pública y a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos crear foros para que las y los niños expongan sus problemáticas de discriminación, y "esas propuestas concluyan en iniciativas de ley claras y fáciles de aplicar".

Se manifestaron por la impartición de talleres recreativos para padres, donde se fomente el respeto y el control de sus emociones, con el propósito de evitar palabras discriminatorias, y porque las autoridades promuevan campañas contra la discriminación dirigida a padres, maestros y niños, y así evitar la baja autoestima.

Requirieron respetar las normas de protección de animales, plantas y recursos naturales, con el fin de que no sean explotados por extranjeros, y que en todas las comunidades se construyan espacios recreativos, acondicionados con aparatos para realizar ejercicio, con vigilancia y mantenimiento.

Plantearon que todas las escuelas del país cuenten con un servicio médico gratuito y los alumnos tengan un expediente para que haya el seguimiento permanente de sus problemas.

Luego de darse a conocer y aprobarse la declaratoria del IX Parlamento de las Niñas y los Niños de México, se solicitó al presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Ricardo Anaya Cortés, remitirla a los Poderes de la Unión.

Con el propósito de dar seguimiento a la declaratoria, se entregaron copias a las presidentas de las comisiones de Derechos de la Niñez, Verónica Beatriz Juárez Piña; de Atención a Grupos Vulnerables, Adriana Hernández Íñiguez, y a Lucía Garfias Gutiérrez, encargada de encabezar los trabajos de organización de este parlamento.