Rechazan eventual construcción de base militar rusa en Nicaragua

Dirigentes empresariales y políticos de Nicaragua han manifestado su oposición al eventual establecimiento de una base militar rusa en este país, al argumentar que contradice lo establecido en la Constitución.

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, consideró este viernes que Nicaragua debería mantenerse al margen de tensiones internacionales y rechazar el establecimiento de una base militar rusa.

El país tiene que "mantenerse fuera de este tipo de situaciones" que crearían tensiones internacionales, aunque, por el momento, "es un tema de los rusos, nosotros no manejamos nada (...) Esperamos que prevalezca el respeto a la Constitución", reiteró Aguerri.

El diputado del disidente Movimiento de Renovación Sandinista (MRS), Víctor Tinoco, manifestó por su parte que la idea de construir una base militar rusa "contradice la Constitución Política de Nicaragua".

El miércoles pasado, el ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigú, declaró que Rusia estaría negociando con Nicaragua y Venezuela la instalación de bases militares para el reabastecimiento de combustible de sus aviación.

"Estamos planeando aumentar la cantidad de bases militares. Además de Cuba y Vietnam queremos situarlas en países como Venezuela, Nicaragua, islas Seychelles, Singapur y otras naciones", afirmó el funcionario ruso, citado por el diario Rusia Today.

Hasta el momento, el gobierno del presidente Daniel Ortega ha mantenido silencio sobre las versiones de prensa en torno a la eventual construcción de una base militar rusa en territorio nicaragüense.

Sin embargo, tanto el sector empresarial como la oposición política del país han manifestado su rechazo con el argumento de que está prohibido por la Constitución.

La Carta Magna, en su artículo 92, prohíbe el establecimiento de bases militares extranjeras en territorio nacional y precisa que sólo se podrá autorizar el tránsito o estacionamiento de naves, aeronaves, máquinas y personal militar extranjero con fines humanitarios.