Ucrania denuncia ante ONU agresión de Rusia

El representante de Ucrania ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), Yuriy Sergeyev, denunció hoy en una sesión urgente del Consejo de Seguridad que la presencia y movimientos militares rusos son una agresión contra la integridad territorial de su país.

En un encuentro con periodistas al terminar la sesión en el Consejo, Sergeyev explicó que había pedido a Naciones Unidas solicitar a Rusia terminar con los movimientos militares que lleva a cabo en su país con el fin de garantizar la paz y seguridad en la región.

"Le pedimos la Consejo de Seguridad considerar la situación en Ucrania con la seriedad que tiene, y que tome las medidas apropiadas para detener los peligrosos desarrollos que están amenazando la paz internacional y nuestra integridad territorial", afirmó.

Indicó que las autoridades de Ucrania habían identificado unidades militares y de inteligencia de la Federación Rusa, así como vehículos y helicópteros militares entrando a territorio ucraniano, aunque no aclaró hacia dónde se dirigían dentro de su país.

Consultado sobre si calificaría esta presencia rusa como "una agresión", Sergeyev respondió de manera afirmativa, y agregó que el ánimo separatista en la república autónoma de Crimea se debe en buena medida a instigadores rusos.

Expresó que esperaba apoyo moral y político del Consejo de Seguridad para calmar la situación en Ucrania, y que este órgano haga todo lo posible para distender la situación en el terreno.

"Todavía estamos a tiempo de frenar el separatismo", aseguró Sergeyev.

Respecto a una posible confrontación militar con Rusia, el diplomático declaró que ni siquiera quería imaginar la situación, aunque informó que su país "era lo suficientemente fuerte para defenderse".

Por su parte, la representante permanente de Estados Unidos ante Naciones Unidas (ONU), Samantha Power, declaró que el pueblo de Ucrania tenía el derecho de decidir de manera pacífica su futuro político.

Asimismo, manifestó que eran "perturbadores los reportes de la presencia militar de Rusia" en Ucrania, y que sería necesario un equipo de mediación internacional para organizar negociaciones en el caso de Crimea.

Por su parte, el representante de Rusia ante la ONU, Vitaly Churkin, señaló que la aseveración de que su país mantenía una "agresión" a Ucrania era inaceptable, y sostuvo que los movimientos militares rusos en territorio ucraniano eran parte de acuerdos bilaterales.

Churkin criticó la influencia de países occidentales en la situación en Ucrania, y consideró que esa "interferencia" no había sido útil para el pueblo ucraniano.