Senador propone "candados" sobre gasolinas

El senador Luis Sánchez, del PRD, consideró que en las reformas secundarias en materia energética se deben establecer "candados" para diferir la apertura en la distribución y venta de gasolinas por parte de empresas extranjeras en el país, pues de otra manera habrá afectaciones a las finanzas de Pemex y nacionales.

El vicepresidente de la Mesa Directiva del Senado, Luis Sánchez Jiménez, expresó que el diagnóstico no es alentador para el sector gasolinero nacional ante la llegada de nuevos competidores que producen y venden gasolinas de mayor calidad que Petróleos Mexicanos (Pemex).

"Saludamos el proyecto de Calidad de Combustibles Limpios para las refinerías de Madero, Minatitlán, Salamanca, Salina Cruz y Tula que contará con una inversión de tres mil 400 millones de dólares y el cual fue difundido esta semana por Pemex", dijo el secretario de la Comisión de Energía.

Sin embargo, expuso que pasarían cuatro años antes de empezar a producir gasolinas de calidad, con niveles de azufre que no sobrepasen los 30 ppm en peso para las gasolinas y 15 ppm en peso para el diesel, como lo marca la Norma Oficial Mexicana (NOM) establecida por la Semarnat.

"Esto significa que las gasolineras extranjeras que ya están empezando a buscar terrenos y lugares para ubicarse en México tendrán una ventaja de entre cuatro y cinco años en la venta de gasolinas en el país, que será el plazo para que Pemex produzca y venda combustibles de calidad, competitivos", apuntó Sánchez Jiménez.

Informó que ya recibió un diagnóstico y propuestas de la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (Amegas) en este tema y se buscará establecer "candados" en las leyes secundarias para que hasta que Pemex refine y venda gasolinas nacionales de calidad no se dé la apertura a las empresas extranjeras.

"De darse de inmediato la apertura a estas transnacionales como lo pretenden PRI y PAN tendríamos un grave hueco fiscal y a la finanzas no sólo de Pemex, sino del erario nacional, ya que nadie compraría gasolinas hechas en el país cuando tienes de mejor calidad" por parte de otras empresas, apuntó.

Jiménez Sánchez, expuso que las gasolineras de la franquicia Pemex son "los cajeros" de Hacienda, ya que la venta de gasolinas es del orden de dos mil 300 millones de pesos al día y recaudan en promedio para las arcas del gobierno 850 mil millones de pesos al año.

Sumado a ello, dijo, el esquema de automatización con el que operan las estaciones de servicio de transnacionales llevaría al desempleo a alrededor de 214 mil trabajadores de las gasolineras de la franquicia Pemex.

"Las gasolineras en Estados Unidos sólo operan con uno o dos empleados, a diferencia de México donde son alrededor del 20 trabajadores", apuntó.

Por su parte Abel Salgado Peña, diputado federal del PRI e integrante de la Comisión de Energía, coincidió en que se debe tener cuidado en este tema para no afectar las finanzas nacionales ni la generación de empleos.

"Vamos a buscar reuniones con todos los sectores involucrados en este tema, incluidos la Amegas y los trabajadores de las estaciones de servicio, además de conocer a fondo el proyecto y los plazos de modernización para las cinco refinerías que anunció esta semana Pemex", apuntó.