Gobierno de Costa Rica niega privilegios a directores de policía

El gobierno de Costa Rica negó hoy las acusaciones lanzadas por una diputada opositora en el sentido de la existencia de privilegios a directores de la policía con la supuesta entrega de camionetas de lujo.

El ministro de Seguridad, Mario Zamora, dijo que la administración de la presidenta Laura Chinchilla, que llegó al poder en 2010 para un periodo de cuatro años, ha entregado 550 vehículos nuevos a las delegaciones policiales del país y todos son para "uso operativo".

"No son vehículos para los directores, son para la policía", aclaró el jerarca gubernamental, en el marco de la entrega este viernes de 50 unidades a la fuerza policial.

La jefa de la fracción parlamentaria del opositor Partido Acción Ciudadana (PAC), Carmen Muñoz, denunció ayer jueves que, según una documentación recibida, el gobierno compró una cantidad importante de vehículos, entre ellos 50 Toyotas Land Cruiser.

Esos vehículos "son autos de lujo, que, supuestamente, fueron comprados para ser distribuidos en mandos intermedios de la policía", agregó al lamentar que mientras el servicio de guardacostas clama por recursos.

Zamora, al respecto, dijo que esta administración es la que más ha apoyado al policial Servicio Nacional de Guardacostas (SNG), que pasó de tener 30 navíos a 72.