Un joven sin utopía es como un viejo precoz: Papa Francisco

El Papa Francisco expresó hoy preocupación por el futuro de la juventud latinoamericana en un encuentro con obispos de esa región, durante el cual, improvisando, afirmó: "un joven sin utopía es como un viejo precoz".

Durante un encuentro con un grupo de 45 clérigos asistentes a la asamblea plenaria de la Pontificia Comisión para América Latina, el pontífice entabló un diálogo en español ignorando el discurso ya preparado.

"Jesús, de entrada, no condena, no tiene prejuicios, no cae en los tópicos de siempre; del mismo modo los jóvenes tienen que sentirse en la Iglesia como en casa. No solamente ha de abrirles sus puertas; tiene que salir a buscarlos", indicó.

Pidió que se enseñe a las nuevas generaciones saber manejar su "deseo de utopía", teniendo en cuenta que debe ser acompañado de la memoria y el discernimiento, por lo que recomendó favorecer el encuentro entre los muchachos y los ancianos.

Recordó los "graves problemas" que afronta la juventud en la actualidad, como el fracaso escolar, el desempleo, la soledad y la amargura en las familias desunidas.

"Son momentos difíciles, que les hacen experimentar frustración y desprotección; los vuelven vulnerables a las drogas, al sexo sin amor, a la violencia", señaló.

"Se nos pide no abandonar a los jóvenes, no dejarlos al costado del camino; necesitan mucho sentirse valorados en su dignidad, rodeados de cariño, comprendidos", apuntó.

Aseguró que Cristo "no es un personaje de novela", sino una persona viva y eso debe ser transmitido a los adolescentes, porque puede dar respuesta al deseo "irrenunciable" que ellos tienen de vida, de compromiso y entrega.