Rechaza Ecuador informe "sesgado" de EUA sobre derechos humanos

La cancillería de Ecuador rechazó hoy lo que consideró un informe "sesgado" de Estados Unidos sobre derechos humanos, pues ese país, según afirmó, tiene un "pobre historial" en el cumplimiento y protección de las garantías individuales.

En un comunicado, la cancillería consideró que se trata de "críticas unilaterales vertidas en esta materia contra Ecuador por parte de Estados Unidos, país que presenta un pobre historial en el cumplimiento de los derechos humanos".

El Departamento de Estado de Estados Unidos incluyó en el reporte a Ecuador, Cuba y Venezuela en la lista de países de América Latina en los que se violan los derechos humanos, con censura a la prensa y falta de independencia del poder Judicial.

Según el texto, revelado esta semana en Washington, en Ecuador se usaron "mecanismos legales, como las leyes de difamación y reglamentos administrativos, para suprimir la libertad de prensa y limitar la libertad de reunión".

"En vez de malbaratar su tiempo elaborando listas antojadizas de países que, según su visión sesgada violan los derechos humanos, bien haría Estados Unidos en preocuparse por ratificar los instrumentos internacionales", anotó el Ministerio ecuatoriano de Relaciones Exteriores.

Citó entre ellos, la Convención Americana de Derechos Humanos (Pacto de San José), la Convención Universal contra la Tortura, la Convención Universal sobre los Derechos del Niño y la Convención de Viena sobre Derecho de los Tratados.

De esta forma, según el gobierno ecuatoriano, podría Estados Unidos "integrarse así, en una posición de igualdad frente al resto de Estados, a los sistemas multilaterales de protección y promoción de los derechos humanos".

"Además de impulsar con verdadero compromiso y eficiencia el respeto a los derechos humanos, el Estado ecuatoriano ha suscrito y ratificado la totalidad de los instrumentos interamericanos de protección" a los mismos, indicó la cancillería.

En cambio Estados Unidos, que "pretende convertirse en juzgador del resto de países, no ha suscrito ninguno de los instrumentos, demostrando su ninguna preocupación por un sistema de defensa regional de los derechos humanos", apuntó.