"Crímenes del corazón" llega esta noche al Teatro Helénico

Las relaciones humanas de tres hermanas que enfrentan el suicidio de su madre y el abandono de su padre, son el hilo conductor de la puesta en escena "Crímenes del corazón", de Beth Henley, que bajo la dirección de Enrique Singer arrancará hoy temporada en el Teatro Helénico, en esta ciudad.

En entrevista con los medios, Singer detalló los perfiles psicológicos de las hermanas: Una está tan afectada que le dispara a su marido, tratándolo de matar; Otra es muy sensible, debido a que vio a su madre muerta colgada, y la tercera es una mujer que se ha abandonado a través de los años y piensa que está al límite de la amargura.

El también actor explicó que el texto dramatúrgico es muy rico en materia de relaciones, además de contar con una complicación que trabaja en una línea muy frágil, entre la comedia y la tragedia.

"Es un texto que invita a la risa, pero también a la reflexión y al dolor, entonces fluctúa en esos dos tonos", expuso, a la vez que comentó: El mundo femenino es muy complicado, no es un mundo fácil de decir, porque cualquiera que quiera dar una definición sobre qué es el mundo femenino, le faltará algo y, muchas veces, será incluso contradictorio con lo que dijo.

"El nivel energético del mundo femenino hasta donde lo veo, está colmado, porque cuando sufren, sufren, y cuando están contentas, lo están, pero si no les gusta algo a correr todos; me parece fascinante", manifestó.

Señaló que la puesta en escena, cuya temporada se extenderá hasta el 5 de mayo próximo, se sitúa a principios de los 70, pero la vigencia está y va existir en este texto dramatúrgico.

"Mientras haya huérfanos, es decir, que no tengan padres vivos, que seamos faltos de esas imágenes o cuando la familia se haya roto, y siempre que el núcleo familiar tenga una grieta, aquí está la obra para recordarnos cuál es la salida".

El elenco de la pieza está compuesto por Marina de Tavira, Irena Azuela, Ilse Salas, Martín Altomaro, Jana Raluy y Pedro de Tavira.