Emboscada de rebeldes maoístas en India deja siete policías muertos

Al menos siete policías murieron en una emboscada perpetrada por rebeldes maoístas en la región tribal de Bastar, del estado de Chhattisgarh, en el centro de India, informó el canal de noticias NDTV.

El ataque tuvo lugar en el distrito de Dantewada de Chhattisgarh, considerado un bastión de la insurgencia maoísta conocida en India como Naxal, así llamados por la aldea de Naxalbari, donde inició su movimiento en la década de 1970.

Una patrulla de las fuerzas de seguridad estaba revisando una carretera en construcción cuando fueron emboscado por los rebeldes. Durante el fuego cruzado que se prolongó durante 45 minutos siete policías murieron, de acuerdo con The Times of India.

El incidente ocurrió en las colinas de Shyamgiri zona que corresponde a la comisaría de la policía del distrito de Dantewada, cuyo subinspector Vivek Shukla estaba a cargo del grupo agredido por los rebeldes de izquierda.

Fuentes de la policía indicaron que el personal de seguridad se movía en motocicletas, cuando los maoístas atacaron.

Después de matar a los agentes de seguridad, los insurgentes incendiaron las motocicletas y también se llevaron sus armas, dijeron las fuentes.

Además de las víctimas fatales, dos agentes de seguridad resultaron heridos en el ataque, mientras refuerzos fueron enviados a la zona para realizar una operación de búsqueda de los rebeldes, agregaron las fuentes policiales.

R.K. Vij, un alto funcionario de la policía estatal, precisó que los combatientes atacaron cuando los policías se dirigían a la zona en construcción en el distrito de Dantewada para proporcionar seguridad a los trabajadores.

Los hechos se registraron casi 265 kilometros al sur de Raipur, la capital del estado.

Veinticuatro policías fueron asesinados en mayo pasado en un ataque de los rebeldes de izquierda en el mismo estado.

La región es un bastión de los rebeldes, que exigen tierras y empleos para los pobres y, a menudo se dirigen a las fuerzas gubernamentales.

Inspirados por el líder revolucionario chino Mao Zedong, los rebeldes han estado luchando contra el gobierno durante más de cuatro décadas. El ministerio del Interior señala que los combatientes están ahora presentes en 20 de los 28 estados de India.