Desfile infantil reúne a cientos de menores en Carnaval de Mérida

El "Reino de la Diversión" extendió hoy sus dominios sobre la capital yucateca, donde centenares de niños bailaron y encendieron el ánimo a miles de propios y extraños, quienes dieron la bienvenida a los desfiles del Carnaval 2014.

Las calles de la "Blanca Mérida" se pintaron de colores metálicos, de lentejuelas y carmín al paso de niños, cuyos movimientos apenas articulados eran suprimidos por las prolongadas curvas de sus sonrisas sinceras, todo durante el desfile de los niños de preescolar.

Historias contadas de generación en generación, como la de Pinocho cobraron vida, junto con la de soldados de tambor, bailarinas de cajitas musicales, payasitos juguetones o la convivencia pacífica entre indios y vaqueros, entre otras que se narraron con el andar de los infantes.

Durante unos 45 minutos, abejas, mariposas, leones, perritos dálmatas, así como superhéroes o personaje de televisión, miraron con asombro las 17 comparsas que tomaron parte en este desfile, el único que se realizará en el Centro Histórico de Mérida.

Los reyes infantiles Ana Paola Cimé Góngora "Ana Paola I" y Ary Alejandro Collí Campos "Ary I", encabezaron el culto al Dios Momo, acompañados de sus corte de arlequines, en medio de vítores de unos siete mil espectadores.

A la comparsa real le siguieron piratas, valeros humanos, émulos de Mario Bros, Luigi y la Princesita; niños "dado" y gansos recordando el programa televisivo del Juego de la Oca, así como historias como la de los Dálmatas.

El juego de Turista Mundial representado por vivientes, la Torre Eiffel y de la Libertad, aztecas, danzantes hindúes, geisha, convivieron por momentos en mismo espacios con vaqueros e indios, con Angry Birds, o pirinolas humanas color azul.

El momento "retro" llegó cuando un nutrido grupo de "panditas" con hojas de bambú recorrieron las calles y se escuchó el acorde de la melodía "Osito Panda", la cual cantara Yuri en 1981, en honor del recién nacido panda de Chapultepec Towi.

Una serie de Pinochos, con largas cuerdas y narices, también alegró el desfile, seguidos por soldados-tambor y bailarina de ballet; así como por carros de todas las épocas y personajes: de la Barbie, el Rayo McQueen, de policías y bomberos, hasta el famoso "Patrullero 777".

El final de la fiesta llegó cuando los Reyes del Carnaval, Natalia Villanueva Denis "Natalia I" y Kenny Calderón Rodríguez "Chayak I", vestida la primera de Barbie y el segundo de "Jorge Carlos" un niño rico y consentido, irrumpieron ante el aplauso que reían ante las ocurrencias del también cómico yucateco.