En Chihuahua acusan de extorsión a cinco reos y cuatro civiles

Autoridades estatales detuvieron a cuatro personas y detectaron a cinco internos del Centro de Reinserción Social (Cereso) 2 del estado que pretendían obtener dinero a través de llamadas telefónicas de extorsión.

La Fiscalía General del Estado informó que las investigaciones coordinadas entre la Unidad Antiextorsiones de la Fiscalía Zona Centro y la Fiscalía de Ejecución de Penas y Medidas Judiciales, permitieron detectar a los cinco prisioneros extorsionadores.

Las pesquisas derivaron también en la captura de cuatro cómplices fuera del penal, ubicado en la Avenida 20 de noviembre de esta capital y quienes tenían la encomienda de recoger el dinero que bajo amenazas les exigían a tres víctimas.

Gracias a las denuncias, detalló la Fiscalía en un comunicado, los agentes pudieron frustrar el plan de los prisioneros para obtener dinero a través de llamadas telefónicas con las que exigieron dinero a varias personas, a quienes también amenazaron de muerte.

Estos fueron identificados como Oliver Noé Morales Valencia, Érik Chaparro Olivas, Luis Manuel Espinoza Agüero, Jesús Martínez Portillo y Víctor Hugo Ruiz Javalera, contra quienes se abrirá un nuevo proceso judicial.

Con el conocimiento de que una de las víctimas seguiría las instrucciones de los extorsionadores y entregaría el dinero, se desplegó un operativo en el que fueron detenidos Noé Morales Ramírez (padre del preso Oliver Noé Morales Valencia) y Roberto Olivas Carrillo, de 50 y 43 años respectivamente.

Como parte de esas mismas acciones policiales, los agentes de la Unidad Antiextorsiones ubicaron un segundo lugar donde otro afectado llevaría el dinero; ahí fueron capturados Sergio Irán Pompa Prieto y Carlos Eduardo Olivas Chávez.