Emisoras de vales buscan apoyo de ANTAD para cumplir legislación

Ante los cambios regulatorios sobre el beneficio social de los vales de despensa, las empresas del sector buscan el apoyo de tiendas de autoservicio para que esta prestación sea utilizada exclusivamente para la adquisición de alimentos.

Y es que, hacia el segundo semestre de 2014, se prevé esté lista la reglamentación secundaria sobre la Ley de Ayuda Alimentaria para los Trabajadores (LAAT), en la que se obliga a que los vales de despensa sean utilizados sólo para tal fin.

Ello, de acuerdo con el CEO de Sodexo Servicio de Beneficios e Incentivos México, Celso Fernandes Pereira, quien reveló que miembros de la Asociación de Sociedades Emisoras de Vales (Aseval) se reunieron con la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) para trabajar juntos y cumplir este lineamiento.

El objetivo del encuentro con la ANTAD, abundó, es buscar mecanismos de capacitación y preparación de los encargados de las cajas de las tiendas para hacer esta distinción de lo que debe cobrarse y no con la tarjeta de vales de despensa.

Refirió en conferencia que en esta reunión se informó a la ANTAD que con la entrada en vigor de esta reglamentación, las cajas de supermercados sólo deberán aceptar la tarjeta de vales de despensa para la adquisición alimentaria.

Para Fernandes Pereira, el mayor riesgo está en aquellos comercios con diversos giros, ya que no solo venden alimentos, sino todo tipo de mercancías, tal es el caso de tiendas como Walmart, Chedraui, Soriana, entre otras.

No obstante, reconoció que para lograr un acuerdo con las tiendas, las empresas emisoras de vales tendrán que firmar un contrato en lo particular con cada una y no mediante la ANTAD.

Explicó que hay tarjetas de servicios que son las que tienen amplia aceptación, es decir, que se puede comprar cualquier producto a través de ésta, pero las empresas emisoras tendrán que cambiar su servicio, ya que sólo se aceptará en la red de alimentación.

Esa es parte de la homologación del Servicio de Administración Tributaria (SAT) para que otorgue la acreditación a la empresa emisora de vales de despensa.

Respecto a los vales de papel, comentó que seguirán existiendo ante los problemas de bancarización registrados en el país, pero su participación de mercado irá a la baja, al pasar antes y después de la reforma fiscal de 30 a 35 por ciento del total de mercado de vales a menos de 20 por ciento.

De hecho, señaló, de entre 15 y 20 empresas emisoras de vales, cuatro emiten de papel y trabajan con el gobierno, el cual alrededor de 50 por ciento de sus compras lo hace a través de este tipo de vales.

De acuerdo con la ley, esta prestación tiene hasta el 30 de junio para emigrar a tarjeta electrónica, de lo contrario podrá seguir operando pero no tendrá derecho a la deducibilidad en materia del Impuesto Sobre la Renta (ISR).