Bombas lacrimógenas contra protesta estudiantil en Caracas

Elementos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) dispersaron hoy con bombas lacrimógenas a centenares de personas que intentaron bloquear una autopista del este de Caracas, y al menos 15 de ellas resultaron heridas.

El opositor alcalde del conurbado municipio Baruta, Gerardo Blyde, informó del suceso que tuvo lugar al término de una concentración estudiantil en la urbanización El Rosal, del municipio Chacao, colindante con Baruta.

Poco antes el alcalde de Chacao, Ramón Muchacho, reportó a través de su cuenta en Twitter que en la autopista Francisco Fajardo, a la altura de El Rosal, "hay gases lacrimógenos, ballena y rinoceronte (vehículos antimotines), por parte de la Guardia Nacional Bolivariana".

Muchacho indicó que hay "más de mil manifestantes en Altamira que quieren tomar la autopista. PNB y GNB en el sitio. Vecinos, tomar previsiones", agregó.

Varios miles de estudiantes y caraqueños se concentraron en la avenida Venezuela de El Rosal, para rechazar la violencia, la detención, la tortura de estudiantes y la escasez que se vive en el país.

El dirigente estudiantil Juan Requesens anunció que se mantendrán en la calle y convocó a una marcha desde distintos puntos de la capital hasta la plaza Brión de Chacaíto el próximo domingo.

Advirtió que "nos quieren desmovilizar con este decreto que junta el Carnaval con estos dos días en que se recuerda el `Caracazo'. Maduro (Nicolás, presidente) se equivoca, vamos a seguir en la calle, no vamos a dejar nuestra lucha democrática por seis días de playa".

Sobre la Conferencia Nacional de Paz instalada ayer por Maduro en el Palacio de Miraflores, los estudiantes dijeron que el diálogo no es con el gobierno es con la gente en la calle y "pasa porque el gobierno escuche al pueblo y se resuelvan los problemas del país."

Por otra parte, el director de la asociación civil Foro Penal, Alfredo Romero, denunció que en la actualidad hay una violación masiva de los Derechos Humanos en Venezuela, "la más grande de los últimos 15 años".

Romero informó que desde el 12 de febrero, hay 731 detenidos en todo el país y 33 torturados por agentes policiales y militares, en evidente violación a los derechos humanos.