Exhorta PVEM-DF a combatir "bullying" desde preescolar

El PVEM-DF llamó a controlar el acoso escolar, conocido como "bullying", desde la etapa preescolar, ya que de no hacerse así en el futuro habrá que enfrentar a ciudadanos disfuncionales, como abusadores de personas o animales, asaltantes y hasta homicidas.

El líder del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) del Distrito Federal, Samuel Rodríguez Torres, recordó que según del DIF capitalino, 17 por ciento de los niños menores de seis años y hasta 12 años sufren insultos y golpes en el colegio.

Sobre la gravedad del informe del DIF-DF, que asegura que uno de cada seis niños víctimas de "bullying" se suicida, el líder solicitó con urgencia que la Secretaría de Educación capitalina informe los resultados del programa antibullying aplicado en 100 escuelas, para extenderlo a toda la Ciudad o implementar un proyecto más eficaz.

Para el líder ecologista, la Procuraduría General de Justicia del DF debe incrementar programas de difusión, prevención y sanción a quienes ejerzan acoso escolar, dado que las autoridades sólo pueden pactar acuerdos de buena voluntad entre los padres de familia, los niños hostigadores y las víctimas.

Agregó que la UNAM desarrolló estudios sobre perfil de agresores en escuelas primarias: el 60 por ciento disfruta de ver sufrir a otros, el 66 por ciento quiere demostrar poder y fuerza sobre los demás y 77 por ciento agreden a otros por ser diferentes.

Señaló que todas estas son características de personas antisociales que al no ser corregidas a tiempo crearán futuros problemas en la sociedad.

Rodríguez Torres llamó en particular a los padres de familia capitalinos para involucrarse más en la vida de sus hijos y así evitar que sean protagonistas o víctimas de "bullying".

Advirtió que los infantes víctimas de acoso escolar pueden crecer con problemas de inseguridad o incrementar su agresividad y tener conflictos con la ley y la autoridad.

Estimó que cuando menos 50.6 por ciento de los padres de familia de adolescentes con 12 a 15 años de edad ignora que su hijo(a) está sufriendo de violencia en la escuela, otro 67.4 por ciento se enteró por sus hijo(a)s, pero lo malo es que la mayoría de las veces los maestros y autoridades de las escuelas son los últimos en enterarse.