Proponen fijar montos de financiamiento para candidatos independientes

Además de garantizar certeza y equidad, las leyes secundarias de la reforma política-electoral deben fijar los montos del financiamiento privado para candidaturas independientes, a fin de evitar que reciban recursos de procedencia ilícita, propuso la magistrada María del Carmen Carreón.

En el segundo día del Foro "Candidaturas independientes en el Distrito Federal, un derecho ciudadano", dijo que al desconocer la fuente de financiamiento de los aspirantes a ocupar un puesto de elección popular, se abriría la puerta a la democracia a grupos delincuenciales, lo que pondría en riesgo la validez de los comicios.

La magistrada del Tribunal Electoral del Distrito Federal (TEDF) consideró que mientras mayor sea la transparencia sobre los recursos utilizados durante una contienda, mayor será la credibilidad de los candidatos que compiten bajo esa nueva figura.

Luego de que el Constituyente otorgó -en diciembre de 2013- a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) la facultad para expedir las disposiciones que regulan las candidaturas independientes, Carreón Castro opinó que deben quedar claros cuáles son los requisitos para quienes aspiren a contender bajo esa figura.

"Se impone la necesidad de crear un efectivo sistema de rendición de cuentas, máxime si se considera otorgar cualquier clase de financiamiento público e incluso, tiempo aire estatal para la difusión de las campañas", a través de medios electrónicos como son radio y televisión, expuso la magistrada del TEDF.

Destacó que el financiamiento de las campañas políticas es complejo y delicado, por lo que se tendrá que considerar en el financiamiento lo relativo a las casas de campaña, apoyo logístico, servicios de prensa, publicidad, encuestas, distribución de folletos u otros medios similares.

Una campaña política-electoral es un esfuerzo organizado para influir en la decisión de una población determinada dentro de un proceso electoral, por lo que al ser un requerimiento indispensable, "es importante establecer en la norma secundaria los montos de financiamiento".

Señaló que los candidatos independientes también deberían dar a conocer sus plataformas políticas antes del proceso de registro ante el Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF), dado que contienen los planes y las propuestas de sus campañas.

Ellos deberían contar con el respaldo ciudadano de al menos 1.8 por ciento de ciudadanos inscritos en la Lista Nominal del Distrito Federal, pues solicitar más "resultaría desproporcional para la participación de quienes contienden como candidatos independientes".

La magistrada local resaltó que si bien la ley electoral contempla varios requisitos, entre ellos que dichos aspirantes a un cargo público no podrán ser dirigentes de partidos políticos, dicha restricción no puede ser llevada al extremo.

Esto es, los militantes no tienen impedimento para contender bajo esa figura y "considerar lo contrario podría suponer una restricción indebida a los derechos de los ciudadanos para participar en los asuntos públicos de su comunidad", abundó.

En su turno, Víctor García Lizama, de la asociación política nacional Por un País Mejor e impulsor de las candidaturas independientes, comentó que los lineamientos deben garantizar una participación viable y equitativa.

De no ser así "es preferible que las candidaturas independientes se dejen para mejor ocasión antes de que se haga un fraude a la democracia, ya que no se puede restringir la participación de quienes sí tienen respaldo social poniendo requisitos imposibles de cumplir".

García Lizama planteó que uno de los requisitos que se debería contemplar es la creación de una asociación de ciudadanos que sostenga las candidaturas independientes.

"Esta asociación sería una entidad transitoria, que se establecería como el instrumento jurídico idóneo para el registro del proceso electoral de un candidato, además de que daría certeza de los recursos públicos y privados de los que se disponga para la campaña", dijo.