Consideran difícil regreso de derecha salvadoreña al poder

El panorama de la opositora Alianza Republicana Nacionalista para recuperar el poder en la segunda vuelta electoral del 9 de marzo en El Salvador, se torna muy difícil y casi imposible que remonte a un fortalecido oficialismo.

El agotamiento del partido tras gobernar 20 años, las revelaciones y escándalos de actos de corrupción y la decadencia que arrastra en materia democrática que exige el nuevo contexto mundial, son factores que inciden en una posible derrota.

Carlos Bucio Borja, en su análisis de opinión del Diario Digital La Página, cuestionó si después del 9 de marzo, "¿asistiremos en El Salvador a un entierro el próximo 10 de marzo?".

"El himno de Arena siempre ha pregonado las tumbas. ¿Las seguirá pregonando después de los resultados electorales, cuando se esfumen las pesadillas de su añorada remontada en segunda vuelta?", refirió Bucio.

Luego de los resultados electorales, el partido Arena si quiere sobrevivir deberá de reencontrarse con toda la población, "abrazando con tolerancia, fraternidad y optimismo para adentrarnos con mayores niveles de justicia", destacó.

Por su parte, el analista Giovanni Galeas, calificó como "bien difícil" la posición del instituto arenero, y ante una inminente derrota, "quedará como otros partidos que van dejando espacios a otras instituciones políticas".

Recordó que el caudillo y fundador de Arena, el extinto mayor Roberto d´Aubuisson, diseñó un "proyecto político para 20 años. Así de sencillo. Ya se agotó su liderazgo".

Galeas explicó que en la actualidad varios dirigentes areneros son juzgados en los tribunales "y su ideólogo más eminente, que es Francisco Flores (ex presidente de El Salvador), está a salto de mata: anda huyendo porque se robó más de 75 millones de dólares, según dicen las investigaciones.

"Es natural cobrar la factura a quien tiene la culpa. Se les dijo que estaban equivocados, se les dijo desde adentro", de su mismo partido, recalcó el analista.

De acuerdo con las encuestas de opinión, dan una ventaja amplia de hasta 18.4 puntos al oficialista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y que de ratificarse su victoria en segunda vuelta, se adjudicaría un segundo periodo al frente del Ejecutivo.

La investigación que se lleva a cabo contra Flores, tercer ex presidente de Arena, por malversación de unos 75 millones de dólares provenientes de donativos de Taiwán en su gobierno, ha calado en la población que ahora pide justicia y que lo metan a la cárcel.

Pese a ello, el partido Arena en plena campaña electoral solo lo separó del cargo, mientras se mantengan las investigaciones, pero no tomó la decisión de expulsarlo, lo cual ha sido criticado por algunos de sus mismos dirigentes.