Comisión legislativa pugna por derechos de mujeres indígenas

La legisladora federal Eufrosina Cruz Mendoza enfatizó en la necesidad de que las indígenas disfruten y ejerzan su derecho a votar y a ser votadas en condiciones de igualdad con los varones, así como a acceder y a desempeñar cargos públicos.

La presidenta de la Comisión de Asuntos Indígenas de la Cámara de Diputados citó los derechos al territorio, a la educación y a la salud, así como a desempeñar cargos públicos, entre las principales carencias que enfrentan las mujeres del sector.

Durante una reunión en el Palacio Legislativo de San Lázaro con la Red de Jóvenes Indígenas de Centroamérica y México, subrayó que el Pacto por México reconoce a los indígenas como entes de interés público, por lo que "pedimos ser sujetos de derecho, porque partiendo de esa consideración vendrá todo lo demás".

Informó que presentó una iniciativa que reforma el Artículo 2 de la Carta Magna, que establece que las indígenas disfrutarán y ejercerán su derecho a votar y ser votadas en condiciones de igualdad con los varones, así como a acceder y a desempeñar los cargos públicos y de elección popular para los que hayan sido electas o designadas.

Todo ello debe darse, detalló, en un marco que respete el pacto federal y la soberanía de los estados, para que en ningún caso las prácticas comunitarias limiten los derechos políticos y electorales de los y las ciudadanas en la elección de sus autoridades municipales.

Cruz Mendoza refirió que municipios regidos por el sistema de usos y costumbres han sido utilizados por grupos para perpetuarse en los ayuntamientos, con lo que se impide que todos los miembros de la comunidad participen en la toma de decisiones públicas y en la administración de recursos comunitarios, así como en la competencia por el poder público en igualdad de circunstancias.

La diputada federal comentó que a pesar de su importancia esa propuesta se encuentra desde hace seis meses en la Comisión de Puntos Constitucionales, sin lograr dictaminarse.

Llamó a las jóvenes indígenas a generar cambios que erradiquen la pobreza y la marginación de sus comunidades y subrayó la importancia de que "los legisladores vean que no somos grupos vulnerables, sino mujeres capaces de aportar, y lo más importante: sabemos lo que queremos para nuestros entornos".

Confió en que con los encuentros de ese tipo "logremos sensibilizar a las y los diputados, porque en la tribuna todos hablan acerca de los derechos de los indígenas pero en la realidad no se arriesgan a ser nuestros aliados".

En su turno la presidenta de la Comisión de Igualdad de Género, Martha Lucía Mícher Camarena, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), denunció que va en aumento la la vulnerabilidad de las indígenas, pues difícilmente pueden acceder a derechos como la salud, educación y empleo, así como a una vida libre de violencia.

Precisó que es necesario que las leyes bajen a las comunidades. "Estamos cercanas a sus inquietudes, porque como legisladoras también tenemos muchos obstáculos para romper con el cerco misógino donde el tema de los derechos humanos de las mujeres parece que todavía no es importante para algunos diputados y diputadas".

En su oportunidad representantes de organizaciones del país que integran la Red de Jóvenes Indígenas de Centroamérica y México, solicitaron más participación política, inclusión de sus propuestas en la agenda legislativa y acceder a cargos en el gobierno.