El "Federale 102" fue el balón en Italia 1934

Durante el transcurso de las primeras Copas del Mundo de futbol los balones eran hechos de cuero, cosidos a mano y tenían una vejiga, uno de ellos el utilizado en Italia 1934, el "Federale 102".

Este balón era cosido por fuera y tenía gajos rectangulares de color marrón oscuro debido a los materiales con que era elaborado.

Tenía una vida muy corta, en el mejor de los casos un partido, aunque se estilaba reemplazar el esférico en el segundo tiempo, pues usualmente al término de la primera mitad solía descoserse.

Este fue el último mundial en el que se usó este tipo de esférico, pues para Francia 1938 empezaron a usarse algunos que eran inflados a través de válvulas, lo que fue todo un adelanto y que benefició en el desarrollo y crecimiento de este deporte.