Digitalización de obras permitirá acceso universal a cultura: diputada

La entrega de archivos digitales de publicaciones a las Biblioteca y Hemeroteca nacionales de México y a los congresos estatales promoverá el acceso universal y equitativo a la información de los textos que son publicados, lo que sin duda suscitará avances en la sociedad, consideró la secretaria de la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados, Dora María Talamante Lemas.

En entrevista dijo que la digitalización de las obras "va acorde con la reciente reforma en materia de telecomunicaciones, fortalece el papel de México en el mundo de la era digital y permite un mejor acceso a la información".

Indicó que de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, en 2010 existían 13 mil 104 bibliotecas en el país que albergaban 73.7 millones de ejemplares impresos, las cuales deben apoyar la formación de 35.3 millones de alumnos mexicanos, además de aquellos que soliciten el acceso a este tipo de producciones.

Es así que con el decreto que obliga a los editores a hacer el depósito legal digitalizado de sus publicaciones a la Biblioteca y la Hemeroteca nacionales (de la UNAM) y al Sistema de Bibliotecas del Congreso de la Unión "se generarán importantes beneficios".

Entre ellos, expuso, "la creación de una colección nacional digital del material publicado en diferentes formatos, lo que garantizará el control bibliográfico y permitirá a los ciudadanos e investigadores nacionales y extranjeros el acceso a las colecciones de investigación del material publicado en México".

Mencionó que en la dinámica actual es indispensable el uso de la tecnología, y con esta reforma se da el acceso universal y equitativo a la información de los distintos textos que son publicados y custodiados por las bibliotecas nacionales, promoviendo avances en la sociedad.

La diputada de Nueva Alianza indicó que otro de los beneficios que se establece es que con esta obligación de los editores y productores de materiales bibliográficos y documentales se contribuirá a la integración del patrimonio editorial de la nación, con lo que se resguarda y se comparte dicho patrimonio entre las bibliotecas.

Estas previsiones, apuntó, resultan importantes debido a que sólo en 2011 se editaron 26 mil 836 obras nuevas, sin incluir las revistas, según la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana, y de acuerdo con esta producción, mil 709 correspondieron a libros digitales.

Destacó que la Dirección General de Derechos de Autor, de la Secretaría de Educación Pública (SEP), y el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, mediante el Consejo Nacional de Fomento para el Libro y la Lectura, enviarán cada mes a las bibliotecas una relación de las obras registradas, para verificar el cumplimiento de esta obligación.

Por tanto, afirmó, "la reforma aprobada cumple cabalmente con todos los requisitos para regular eficazmente la figura del depósito legal digitalizado, al mismo tiempo que fomentamos, con esta acción, el conocimiento, la educación y la lectura".

En Nueva Alianza, expuso Talamante Lemas, "estamos convencidos de que esta reforma resulta de gran importancia y que promoverá en la dinámica actual, el intercambio y la difusión de materiales bibliográficos para todos aquellos que lo requieran".

La postura del partido siempre será a favor de la educación, del conocimiento y del acceso universal a material bibliográfico depositado en las principales bibliotecas públicas, puntualizó.