Critica Bachelet uso político de terremoto y tsunami de 2010

La presidenta electa de Chile, Michelle Bachelet, quien asumirá la jefatura de Estado el próximo martes 11 de marzo, criticó hoy el "uso político" del terremoto y tsunami que afectó al país el 27 de febrero de 2010.

Al cumplirse el cuarto aniversario del sismo, Bachelet enfatizó que "lamentablemente me parece que en este tiempo se ha hecho un uso político de la tragedia que sufrió nuestro país y eso me parece que no es aceptable desde ninguna circunstancia".

"Creo muy firmemente que lo importante y tranquilizador para las familias es que la justicia está haciendo una investigación que va a permitir determinar las responsabilidades, eso es lo que de verdad las familias esperan", afirmó.

Hablando desde la sede de su comando, en la calle Tegualda, conocida como "La Moneda chica", reconoció el trabajo realizado por la actual administración del presidente Sebastián Piñera.

Bachelet apuntó que "más que ponerme a definir o discutir cuánto es el porcentaje de reconstrucción, yo creo que este gobierno ha hecho un esfuerzo importante y lo que corresponde en el próximo gobierno es hacer un catastro detallado de las ciudades y en lo rural.

"Más que ponerme a discutir y debatir en cifras aquí hay que reiterar nuestro compromiso de cumplir con todo aquello que quede pendiente de la reconstrucción (...)", indicó.

"Ustedes saben que hemos planteado que en los 100 primeros días vamos a hacer un catastro de todo aquello del punto de vista de vivienda, patrimonial y que requiera ser asumido por el próximo gobierno", agregó.

Requerida sobre las constantes peticiones para que pida perdón por los errores que se atribuyen a su gobierno (en 2010) en el aviso del maremoto, la presidenta electa expresó que "ojalá el perdón fuera suficiente y reparador para las familias de las víctimas".

Finalmente, Bachelet sostuvo que "debemos profundizar los sistemas de emergencia, mejorar la preparación de las autoridades locales para tener respuesta a fenómenos de esta naturaleza".

"De esa tragedia tenemos mucho que aprender como país", enfatizó.

"Tenemos que ser capaces de agilizar la entrega de ayuda a las localidades afectadas, buscando que las personas puedan sentirse y estar más protegidas y seguras en un país con catástrofes como Chile", concluyó.

Bachelet enfatizó que su gobierno tiene "un compromiso" con el perfeccionamiento de los sistemas de emergencia y la reconstrucción.

La presidenta electa envió su apoyo "a todas aquellas familias que perdieron todo o casi todo, lo que lograron construir y tener con gran esfuerzo".