Narran en libro influencia del cine vanguardista soviético en México

La influencia que el cine soviético de los años 20 y 30 tuvo en los realizadores mexicanos, así como la proyección en México de las primeras cintas del antiguo estado euroasiático son narrados por el investigador Eduardo de la Vega Alfaro en su libro más reciente "La difusión e influencia del cine vanguardista soviético en México".

El ensayo, publicado por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), se presentó en el marco de las actividades de la XXXV Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería, que estará vigente en esta ciudad hasta el 3 de marzo próximo.

Durante la presentación, De la Vega Alfaro explicó que la vanguardia soviética fue la eclosión de nuevas formas artísticas y temáticas en las primeras décadas del siglo pasado y que cristalizó en diversas ciudades, entre ellas la Ciudad de México.

Recordó que en la Unión Soviética hubo diversas manifestaciones de vanguardia, como el futurismo o el constructivismo, y una vez que cristalizó la Revolución encabezada por Lenin, todos los artistas que quedaron aglutinados en la nueva nación llamada URSS se plantearon la necesidad de hacer un arte nuevo.

"Para crear ese nuevo arte, el cine tenía que ser novedoso, así que los cineastas dejaron de hablar de la clase media y la aristocracia para narrar la lucha de los obreros, de la revolución campesina, temas que trataron con nuevas formas de expresar a través de la imagen", señaló.

La manera en que este cine y sus realizadores impactaron en la cinematografía mexicana y a la crítica que quedó deslumbrada, es lo que el doctor en Historia del Cine por la Universidad Autónoma de Madrid recopiló en las 100 páginas de su libro.

Es así como De la Vega demuestra que cineastas como Manuel Álvarez Bravo, Arcadi Boytler, Fernando de Fuentes y Juan Bustillo Oro se vieron altamente influenciados por las obras de Eisenstein, Róom e Ivanovski, entre otros.

"Lo que intento es publicar un avance de los diversos temas, me he basado en el trabajo de otros colegas, todos fascinantes y estos trabajos quedan como una nueva generación de investigadores, en quienes se denota su pasión por el cine", expresó.

En su oportunidad, el también crítico e investigador David Ramón señaló que con este ejemplar, De la Vega lo llevó a reflexionar sobre su gusto por el cine, por artistas que eran pensadores, filósofos "en un México que desgraciadamente ya no existe, muchos fueron mis mentores".

Eduardo de la Vega es integrante del Sistema Nacional de Investigadores y doctor en Historia del Cine por la Universidad Autónoma de Madrid; de 1978 a 1985 colaboró en la Filmoteca de la UNAM, y entre 1986 y 2005 fue profesor e investigador en el Centro de Investigación y Estudios Cinematográficos de la Universidad de Guadalajara.

Actualmente está adscrito al Departamento de Sociología de la misma Universidad de Guadalajara, donde imparte diversas cátedras de Historia y Sociología del Cine a nivel licenciatura y posgrado.