Preocupa a OTAN situación en Crimea

La Alianza Atlántica (OTAN) expresó hoy su inquietud por la situación en la república autónoma de Crimea, cuyas sedes del Parlamento y del gobierno fueron tomadas por grupos armados prorrusos.

Anders Fogh Rasmussen, secretario general del organismo, pidió a Rusia que no emprenda ninguna acción que pueda escalar la tensión o crear malentendidos, escribió en su cuenta de Twitter

Los acontecimientos en Crimea prometen dominar la reunión que los ministros de Defensa de la OTAN celebran este jueves en Bruselas, con el viceministro ucraniano del área, Oleksandr Oliynyk.

Al llegar para la cita, la ministra alemana, Ursula von der Leyen, subrayó que "lo más importante es evitar la ruptura" de Ucrania.

Los aliados ya publicaron la víspera una declaración prometiendo mantener el apoyo a la soberanía e independencia, integridad territorial, desarrollo democrático y principio de inviolabilidad de las fronteras de la ex república soviética.

A su juicio, esos factores son "clave para la estabilidad y seguridad en Europa Central y del Este, y del continente en su conjunto".

Rusia mantiene una base militar en el puerto de Sebastopol, en Crimea, territorio ucraniano, donde 60 por ciento de los dos millones de habitantes son rusos, frente a cerca de 25 por ciento de ucranianos y cerca de 12 por ciento de tártaros.