Exige Ucrania a Rusia mantener en sus bases a las tropas del mar Negro

El presidente interino Oleksander Turchinov exigió a la flota rusa del mar Negro que mantenga en sus bases a sus tropas, pues cualquier movimiento en territorio de Ucrania "será considerado una agresión".

"Cualquier movimiento de efectivos será considerado una agresión", sostuvo Turchinov al inaugurar la sesión de la Rada Suprema (Parlamento), y tras informar de la situación en Crimea.

La declaración del mandatario en funciones se produce cuando las fuerzas de seguridad de Ucrania han sido puestos en estado de alerta, después de que dos edificios del gobierno en Crimea, la región de mayoría rusa en la península, fueron tomadas por hombres armados.

La bandera de Rusia ha sido colocada en dos edificios en Simferopol, la capital de Crimea, una península en la costa norte del mar Negro y la única república autónoma de Ucrania, mientras el gobierno local ha dicho que está negociando con los pistoleros.

La toma por la fuerza de los inmuebles ocurre un día después de los enfrentamientos entre los separatistas y los partidarios del nuevo gobierno ucraniano, tras la caída del presidente proruso Viktor Yanukovich.

El primer ministro de Crimea Anatoli Moguiliov, confirmó que unos 50 hombres armados se han atrincherado esta madrugada en las sedes del parlamento y del gobierno regional, izando banderas rusas, mientras las autoridades han acordonado todo el centro de Simferopol.

El jueves por la mañana , un grupo no identificado de personas armadas se apoderó de la legislatura local en la población de Crimea e izó la bandera rusa..

Los asaltantes, unas 60 personas según un testigo citado por la agencia Interfax, han izado la bandera rusa y un cartel en el que se lee "Crimea es Rusia".

Según la agencia ucraniana Unian y el portal ruso LifeNews, el grupo se hace llamar Autodefensa de la Población Rusoparlante de Crimea.

Los combates estallaron el miércoles en Simferopol tan grandes multitudes de opositores a las autoridades nacionales recién instalados se enfrentaron a los representantes de la comunidad tártara fuera del parlamento local.

Al menos dos personas murieron y otras 30 personas buscaron ayuda médica a consecuencia de los enfrentamientos, señaló el ministerio local de Salud.

Políticos y activistas pro Moscú han realizado manifestaciones en Crimea, de mayoría rusa, pidiendo ayuda a Moscú para "defenderse" de lo que califican como el "avance de los fascistas" en el resto de Ucrania.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, puso en alerta máxima a 150 mil soldados y ordenó la realización de ejercicios militares en todo el oeste de su país, que limita con Ucrania.