Origen de Zacatecas, influenciado por jesuitas: investigadora

La investigadora Emilia Recéndez Guerrero afirmó que el origen de Zacatecas se vio influenciado por la orden religiosa Compañía de Jesús, cuya presencia dejó un legado cultural, educativo, material y religioso que en la actualidad se puede constatar.

La autora del libro "Legado de la Compañía de Jesús a un centro minero: Zacatecas (1592-1767)", que próximamente será presentado en esta ciudad, enfatizó en entrevista que la orden religiosa fue determinante en la sociedad zacatecana de aquella época.

La presencia de más de 150 años de los jesuitas en Zacatecas se puede constatar en el edificio que hoy ocupa el Museo Pedro Coronel, ubicado en el centro histórico de esta capital, en el que se fundó un Colegio Seminario, cuyo objetivo era dar educación superior a los jóvenes.

La fachada del inmueble del museo sigue intacta desde el 27 de junio de 1767, cuando la vieron por última vez los jesuitas al momento de ser expulsados del estado.

En el libro, que concentra una investigación de más de 15 años, la historiadora narra las consecuencias que para Zacatecas tuvo la presencia y expulsión de los jesuitas y su influencia en la conformación de la sociedad novohispana de aquel entonces, que derivó en lo que se es ahora.

Al hablar sobre el propósito del trabajo, la doctora en historia por la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) señaló que se trata de "reconstruir un capítulo de la historia local, la que a la par de los testimonios materiales y culturales integran parte de nuestro patrimonio".

Contiguo al edificio del Museo Pedro Coronel está el hoy Templo de Santo Domingo, que también fue construido por los jesuitas y se denominó Templo de la Compañía, construcción que en su interior y para aquel entonces era opulenta en comparación con otros edificados por la orden religiosa, como el de Oaxaca.

La influencia de los jesuitas fue determinante para la sociedad zacatecana, pues ellos también fundaron, en 1759, el Colegio Seminario de San Luis Gonzaga, con el cual se iniciaron los primeros estudios de Educación Superior de Zacatecas. Éste se encontraba en las instalaciones que hoy ocupa la Preparatoria Uno de la UAZ.

La investigadora y docente de la máxima casa de estudios del estado, subrayó que los integrantes de la "Compañía de Jesús no sólo se dedicaron a la evangelización y educación, sino que también eran buenos empresarios y administradores".

Sus capacidades empresariales, mencionó, las mostraron en la administración de tres haciendas, de las que obtenían los recursos económicos para el sostenimiento de sus colegios y fincas urbanas que poseían, principalmente de las congregaciones de la Anunciata y de la Buena Muerte.

"Sin embargo, los jesuitas por decreto del rey Carlos III fueron expulsados de España y de todos los territorios americanos en el aciago año de 1767, interrumpiendo con ello su actividad evangelizadora, pero dejando para Zacatecas y un rico acervo cultural", concluyó la investigadora.