Clausura Profepa tres aserraderos en Michoacán

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) clausuró de manera total temporal tres aserraderos en Tlalpujahua, Michoacán.

La Subprocuraduría de Recursos Naturales de la Profepa detectó que dichos lugares presentaron irregularidades graves como la carencia de permisos, excedentes de madera y falta de acreditación de la legal procedencia del producto.

Ante ello, aseguró 211.7 metros cúbicos de madera de cedro blanco, pino y oyamel, así como 21 máquinas y equipo para aserrío, un vehículo y mil kilogramos de carbón vegetal.

Así, en donde la transformación ilegal por aserradero es de al menos 150 metros cúbicos de madera a la semana (equivalente a 15 camiones tipo rabón con madera de origen clandestino), se evita la destrucción de media hectárea semanal.

En el operativo participaron 122 elementos, entre ellos 12 inspectores federales de la Profepa, 40 inspectores forestales de la Protectora de Bosques del Estado de México (Probosque) y 70 efectivos de la policía estatal de Michoacán.

La Profepa señaló que las acciones forman parte del Operativo Forestal Intensivo y Permanente de Combate a la Tala Clandestina que mantiene en la entidad, donde se supervisó la operación de los Centros de Almacenamiento y Trasformación que existen en la zona.