Revela HRW existencia de cámaras de tortura usadas por gobierno sirio

Documentos y evidencia física indican que el gobierno de Siria operó cámaras de tortura en el centro de inteligencia de la ciudad de Raqqa, apuntó hoy el organismo de defensa de los derechos humanos Human Rights Watch (HRW).

El organismo pidió por ello a las fuerzas de la oposición, que ahora han tomado el control de Raqqa, que preserven la evidencia con el fin de conocer exactamente lo sucedido y eventualmente llevar a los responsables ante la justicia.

"Los documentos, las celdas de la prisión, los cuartos de interrogación y los dispositivos de tortura que vimos en las facilidades de seguridad del gobierno son consistentes con lo que personas que fueron detenidas describen desde que comenzó el levantamiento en Siria", dijo Nadim Houry.

Houry, director alterno para el Medio Oriente de HRW, expresó que además de la evidencia física, hallaron listas de miembros de las fuerzas de seguridad del gobierno que al parecer habían trabajado en el centro.

Asimismo, investigadores de HRW vieron un dispositivo de tortura conocido como "bsat al-reeh", que varias personas que fueron detenidas describen como un aparato usado para inmovilizar y para, de manera extrema, doblar o extender extremidades.