Analizan en foro avances y pendientes de pueblos indígenas de México

El comisionado para el Diálogo con los Pueblos Indígenas de México, Jaime Martínez Veloz, afirmó que el gobierno federal cuenta con un importante programa en materia de obras y servicios para atender los rezagos de pueblos indígenas.

Al participar en el foro "Derechos Indígenas y Armonización Legislativa", en la Cámara de Diputados, indicó que además mantiene el compromiso de impulsar un acuerdo nacional y una ley de consulta en la que se les considere como actores principales de las legislaciones.

El funcionario de la Secretaría de Gobernación (Segob) expresó su deseo para que en esta reunión se allane una nueva relación entre todas las fuerzas políticas e institucionales, a fin de acabar con la desigualdad, "porque los indígenas reclaman una mejor relación con el Estado Mexicano".

En contraparte, el sociólogo Rodolfo Stavenhagen criticó que en el informe presentado por el gobierno mexicano ante el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en octubre de 2013, la población indígena mereció muy poco espacio.

El Consejo Nacional Indígena sigue en vías de construcción a niveles regional y nacional y es necesario asegurar el cumplimiento de las normas de derechos humanos a través de políticas públicas eficaces y sobre todo con la plena participación de los pueblos interesados.

A su vez, la activista indígena, Martha Sánchez Néstor, consideró que las propuestas y los programas contenidos en el Plan Nacional de Desarrollo deben ser revisados, y se requieren censos que cuenten con mayor confiabilidad.

Pablo Yanes, jefe de la Unidad de Desarrollo Social de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), afirmó que los esfuerzos por eliminar la profunda discriminación social que viven los indígenas requieren además de una redistribución, "se trata de garantizar que los pueblos accedan a los recursos".

En tanto, el presidente del comité del Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (Cesop), Sebastián de la Rosa Peláez, señaló que este foro se encuentra inscrito en el marco del 18 aniversario de los acuerdos de San Andrés Larráinzar.

A la vez, subrayó el diputado, constituye un parteaguas que tiene por objetivo retomar las exigencias que fueron desechadas por la reforma constitucional de 2001, entre ellas el enunciado para el acceso al uso y disfrute de recursos naturales en sus tierras y territorios.

Asimismo, señaló que el derecho a la asociación quedó delimitado para las comunidades indígenas, argumentando que ya existían para los municipios y se hizo a un lado el reconocimiento de las comunidades como entidades de derecho público, estableciendo que eran de interés público.

Los participantes en el foro coincidieron en que en la actualidad existe una coyuntura favorable para armonizar las leyes locales, nacionales e internacionales para concretar la reforma constitucional pendiente y la ley de consulta de los pueblos y comunidades indígenas.

Los acuerdos de San Andrés Larráinzar, expusieron, engloban las luchas y demandas ancestrales de los pueblos indígenas y constituyen la ruta de trabajo para el reconocimiento de sus derechos.

No obstante, agregaron que se requiere construir los consensos necesarios entre los sectores sociales y de gobierno para la transformación legal de fondo que beneficie en definitiva y a nivel nacional a esas comunidades.