Salvador Rueda Smithers reflexiona sobre transformaciones de México

Los libros de texto gratuito, los desayunos escolares y los viajes del presidente a través del tren llamado "Olivo", así como el inicio y despegue de la revolución tecnológica, fueron algunos de los puntos que el historiador Salvador Rueda Smithers abordó esta tarde en el Museo Nacional de las Culturas (MNC), en esta ciudad.

En el marco de la celebración por los 75 años del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), el ex director del Museo Nacional de Historia "Castillo de Chapultepec" habló de la etapa política del México de la segunda mitad del siglo XX, que da contexto al nacimiento del MNC.

Durante la ponencia "El Museo Nacional de las Culturas. Fundación y proyección", el maestro en Estudios del Arte afirmó: Lo que se escribía en los diarios durante aquella época, "eran casi una regla", la cual se rompió en el año de 1976, con el conflicto del periódico "Excélsior".

Indicó que a diferencia de varios de los museos europeos y americanos que surgieron para el deleite de diversos grupos, en México, museos como el Nacional de Antropología, el del Virreinato, el de Arte Moderno y el de Historia Natural, que aparecieron durante la década de los 60, se fundaron pensando en la educación de los niños y jóvenes.

"Nacieron para la educación básica, cuando los niños por primera vez comienzan a escuchar la palabra antropología y a cuestionarse lo que son las distintas culturas en México", expuso.

Respecto al tren "Olivo", recordó, "era el vehículo oficial para las giras del presidente de la República, las cuales duraban meses.

"Todas las giras eran a través de este tren, no eran como las de hoy, en las que el titular del Ejecutivo Federal viaja de Europa, Asia o América en cuestión e tres días, sino que hablamos de giras que se extendían hasta tres meses.

"Los presidentes tenían que ganar un poco de tiempo en el tren, para saber qué es lo que estaban haciendo, de tal modo que los trenes era una suerte del Palacio Nacional, eran un desdoblamiento del espacio del poder", refirió.

Sin embargo, dijo que para los tiempos de Adolfo López Mateos (1910-1969), las cosas comenzaron a cambiar, toda vez que a partir de diciembre de 1961, el desarrollo de los transportes y la tecnología mejoraron, marcando un nuevo rumbo para la historia.

"Es el signo de las últimas generaciones y no se ha detenido un instantes, es decir, desde hace 50 años no ha habido un momento en el que no exista un logro tecnológico. Es una historia que no ha sido tímida, pero que a la distancia parece no ser ni ingenua, ni elemental", señaló.

Por espacio de poco más de 30 minutos, Smithers reflexionó, además, sobre la serie de proyectos que se pusieron en marcha en aquellos años, como la inauguración del Conjunto Urbano de Aragón, la Unidad Habitacional Kennedy y el Centro Histórico de Tlatelolco, así como la pista aérea de Acapulco y la presa Nezahualcóyotl, en Chiapas, entre otros.