Envía Brasil solicitud de extradición de Pizzolato a Italia

La cancillería brasileña envió hoy a Italia el pedido de extradición del ex director de Marketing del Banco de Brasil, Henrique Pizzolato, quien fue condenado en su país por corrupción, informó la estatal Agencia Brasil.

En su portal electrónico, el medio oficial brasileño indicó que la documentación necesaria para el pedido de extradición fue entregada anoche por el Ministerio de Justicia a la cancillería, que que es responsable de remitir la solicitud.

De esta forma, el gobierno brasileño oficializó la solicitud a Italia para que Pizzolato regrese a Brasil para cumplir la pena a la que fue condenado por la justicia de su país, por participar en una red de corrupción.

El pedido de extradición fue dirigido a la embajada de Brasil en Italia, desde donde será remitido al Ministerio de Relaciones Exteriores del país europeo, en cumplimiento de los protocolos diplomáticos.

"Sólo cuando llegue (la solicitud de extradición) a la justicia italiana, el pedido en cuestión será analizado", aclaró la Agencia Brasil.

Precisó que las "153 páginas del documento fueron preparadas por la Procuraduría General de la República (PGR), que pagó ocho mil reales (tres mil 400 dólares) a una empresa para hacer la versión en italiano".

"En su pedido, la PGR reconoce que, como el ex director del Banco de Brasil tiene doble nacionalidad, el gobierno de Italia no tiene obligación de extraditarlo. La Procuraduría considera, sin embargo, que la posibilidad de extradición es jurídicamente viable", acotó.

En una operación coordinada entre las autoridades brasileñas e italianas, Pizzolato fue detenido a inicios de febrero en Maranello, localidad del norte de Italia, a donde había huido a finales del año pasado tras ser condenado por corrupción en Brasil.

Pizzolato era el único prófugo entre los 25 condenados por la justicia brasileña por el llamado "juicio del siglo", que procesó a ex funcionarios implicados en una red de corrupción durante el gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva.

El Supremo Tribunal Federal (STF) condenó al ex ejecutivo bancario a casi 13 años de prisión por lavado de dinero, asociación para delinquir y estafa, pero poco antes de que se ordenara su prisión huyó a Italia, aprovechando su nacionalidad italiana.

En noviembre pasado, la defensa de Pizzolato reconoció que su cliente se encontraba en Italia, por considerar que había sido condenado injustamente en Brasil.

La Policía Federal brasileña, en tanto, informó en esa oportunidad que el ex directivo del Banco de Brasil había salido del país con un pasaporte falso.

Pizzolato es uno de los 25 condenados en el llamado "juicio del siglo", proceso referido a una vasta red de corrupción tejida por el gobernante Partido de los Trabajadores (PT) durante la administración del ahora ex presidente Lula y denunciado en 2005.