Destaca CIDH moratoria de pena de muerte en Washington

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) destacó hoy la reciente decisión del gobernador del estado de Washington, Jay Inslee, de decretar una moratoria en la aplicación de la pena de muerte.

Sin embargo, indicó que la suspensión de las ejecuciones no implica un indulto por lo que la acción podría ser revertida por la próxima administración estatal, y por ello renovó su llamado a favor de la abolición definitiva de la pena.

"La Comisión Interamericana espera que la moratoria en el estado de Washington sea un paso hacia la abolición total de la pena capital y que otros estados continúen hacia la abolición o moratoria de la pena de muerte", indicó la CIDH en un comunicado.

Precisó que el tema de la pena de muerte "constituye un desafío crucial en materia de derechos humanos".

Destacó que pese a que la mayoría de los Estados miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) han abolido la pena capital y una minoría considerable la mantiene, Estados Unidos es el único país del hemiferio occidental que lleva a cabo la ejecución de reos.

En Estados Unidos, 18 estados y el Distrito de Columbia han abolido la pena de muerte, mientras que otros han adoptado moratorias que han sido impuestas por el gobernador o por los tribunales.

Las entidades que han abolido la pena capital son Alaska, Connecticut, Hawaii, Illinois, Iowa, Maine, Maryland, Massachusetts, Michigan, Minnesota, Nueva Jersey, Nuevo México, Nueva York, Dakota del Norte, Rhode Island, Vermont, West Virginia y Wisconsin.

En su informe "La pena de muerte en el Sistema Interamericano de Derechos Humanos: de restricciones a abolición" publicado en 2012, la CIDH se pronunció por una moratoria en las ejecuciones como paso hacia la gradual supresión de este tipo de pena.

"La Comisión Interamericana espera que la moratoria en el estado de Washington sea un paso hacia la abolición de la pena capital y que otros estados continúen hacia la abolición o moratoria de la pena de muerte", concluyó.